El defensor de los ocho rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa consideró a la de hoy como "una jornada más" del juicio, aunque dijo que "es importante porque el tribunal ha escuchado a (Máximo) Thomsen".

Al retirarse de los tribunales de la ciudad de Dolores tras una extensa audiencia en la que declararon varios testigos y que culminó con la exposición del rugbier acusado, el defensor Hugo Tomei se abstuvo de hacer apreciaciones sobre los elementos incorporados al juicio, ya que, dijo, "el proceso es dinámico y cada declaración va surgiendo de acuerdo a como se presenta el caso".

"Es información y refutación, información y refutación para que el tribunal pueda dictar la sentencia más justa posible", concluyó. (Télam)