(Por Ian Werbin).- A cinco años de la muerte de Celeste Grippo Martínez, la joven de 27 años que fue asesinada en la casa de su pareja en la localidad de Valentín Alsina de un escopetazo en el abdomen, su madre expresó que la causa que investiga su crimen "está freezada" en los tribunales de Lomas de Zamora, y que el principal imputado fue denunciado por otras mujeres por violencia de género, mientras continúa libre y vacaciona a metros donde viven los familiares de la víctima.

"Hace más de tres meses que no tenemos novedades de la causa. Siento mucha impotencia, mucha bronca. Es como si la justicia estuviera dormida y tengo la sensación de que la vida de los hijos no vale. Me siento lejos del Estado, lejos de la justicia. Un abandono total", dijo en una crisis de llanto Norma Martínez, madre de la víctima, en diálogo telefónico con Télam.

Su hija, Celeste Grippo Martínez, fue asesinada el 29 de mayo de 2017 de un disparo en el abdomen efectuado con una escopeta Brenta calibre .20, luego de discutir la noche anterior con su pareja, Víctor Nosach, a quien había denunciado en varias ocasiones por violencia de género.

"Ella estuvo conmigo una semana antes de que todo pase. Estuvimos conversando que había decidido separarse y venirse para la Costa nuevamente. Necesitaba hacerlo con cierto cuidado porque ella tenía miedo", aseguró Norma, quien actualmente vive en la localidad balearia de Santa Teresita, lugar donde Celeste nació y vivió su infancia, hasta que se mudó al sur del conurbano bonaerense para estudiar en un instituto de belleza.

La mañana del hecho, la mujer intentó comunicarse con su hija, pero no lo logró: "Ahí sentí que algo no andaba bien. Ella siempre me contestaba el teléfono". Ante esa situación, Norma decidió llamar a Nosach.

"Al rato le pregunté a él por ella y me dijo que estaba en su casa. Él me decía que ella lo agredía. Me mandaba audios con mi hija llorando y pidiendo ayuda. Y que al final ella había agarrado el arma y se había disparado sola. Yo sentí que me paralizaba", relató Martínez, que agregó: "Celeste nunca en su vida había manejado un arma. Tenía pánico a esas cosas. Mientras que él iba regularmente a cazar animales. Tenía muchas armas en su casa".

Inicialmente, el hecho fue investigado por la fiscal de Lomas de Zamora Verónica Pérez como un suicidio, versión aportada por Nosach, y la principal hipótesis radicaba en que Celeste se había auto disparado apretando el gatillo de la escopeta, que era propiedad del hombre, con el dedo gordo del pie.

Pero posteriormente, a partir de las pericias realizadas por forenses, se comprobó que el cuerpo había sido movido y que la versión del suicidio era incompatible debido a la fisonomía de Celeste y la longitud de la escopeta, por lo que el segundo fiscal que tomó la causa, Mariano Leguiza Capristo, imputó a Nosach por el delito de "femicidio en concurso con homicidio agravado por el vínculo", aunque no ordenó su detención.

"Lo del suicidio fue terriblemente absurdo. Las pericias dieron que era imposible. Porque el arma era más larga que el brazo de ella. No hay un caso parecido que tenga que ver con una situación así. Solamente a él se le puede haber ocurrido una cosa semejante. Es ilógico", recordó con angustia Norma.

Luego de la imputación de Víctor Nosach, la causa deambuló por otras dos fiscalías hasta que el expediente fue derivado a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 17 de Lomas de Zamora, Especializada en Violencia de Género y Familia, a cargo del fiscal Juan Manuel Baloira.

Fuentes judiciales informaron a Télam que durante los últimos tres meses la causa no presentó ningún tipo de avance y que el nuevo fiscal a cargo aun aguarda el resultado de pericias informáticas, realizadas hace un año.

En ese sentido, la abogada que representa a la familia Grippo Martínez, Luciana Sánchez, denunció que la demora en cerrar la instrucción se debe a que "la fiscalía recibe dinero" para no impulsar el caso.

"La fiscal anterior ni siquiera se reunió con Norma. El fiscal actual tiene la causa congelada hace varios meses sin tomar una sola medida. No es una cuestión personal. A esta altura, yo creo que deben estar recibiendo plata. Porque no entiendo cómo puede estar cinco años un caso en instrucción. Lo que pasa es que los fiscales se cubren entre ellos. Y ahora está freezada y están esperando a que prescriba", apuntó Sánchez.

Además, la letrada agregó: "Hay montón de prueba que se perdió por el paso del tiempo. Todo esto agranda su responsabilidad profesional por no haber hecho lo que tenían que hacer. Todo el mundo tiene claro que Celeste no se suicidó. La única persona que estaba con ella en el cuarto ese día era su pareja. Esas dos conclusiones te dan solo una posibilidad jurídica, que es acusar al denunciado por femicidio".

Por su parte, Sánchez hizo hincapié en el esfuerzo que hizo Norma fue vital para el cambio de carátula, entre ellas la creación de una petición por la plataforma Change.org (Change.org/JusticiaPorCeleste) que ya cuenta con la adhesión de más de 25 mil personas.

Actualmente, el acusado Víctor Nosach se encuentra en libertad y, según la familia de Celeste Grippo, el hombre recibió reiteradas denuncias por "intimidaciones con armas de fuego a mujeres" en la localidad de Valentín Alsina.

"Él sigue libre, tiene otra pareja y tiene hijos. Vive normalmente como si nada", expresó con la voz entrecortada la mamá de Celeste, que también reveló que el único imputado por el crimen de su hija vacaciona todos los veranos en Santa Teresita, a metros de su casa.

"A mí me da mucha bronca porque el tipo tiene la impunidad de irse a veranear a Santa Teresita. Todos los veranos, Norma tiene que estar encerrada sin salir. Ya tiene varias denuncias en Valentín Alsina posteriores al hecho por intimidar a mujeres con armas", declaró al respecto Luciana Sánchez, su abogada.

Por último, Norma recordó a su hija Celeste "con mucho amor", como "una gran hija" y una "excelente persona".

"Mi hija era una chica muy bonita. Muy sociable, simpática, cariñosa. Tenía mucha facilidad para hacer amigos. Era una persona muy humilde, amaba a los niños y a los perros. La recordaré siempre como una una gran hija y una excelente persona. Ahora simplemente quiero que se haga justicia por ella", finalizó. (Télam)