Un joven de 24 años fue encontrado asesinado a balazos y carbonizado adentro de una casa de la capital tucumana, que también fue prendida fuego, y por el crimen fue detenido un sospechoso, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La víctima fue identificada como Diego Sebastián Jesús Escobar, quien fue encontrado muerto en una vivienda ubicada en inmediaciones de la calle William Blis y Canal Sur, en el barrio Ampliación Miguel Lillo.

Fuentes policiales informaron que la hipótesis hasta el momento es que Escobar fue atacado por dos o más personas que le dispararon provocándole la muerte y luego incendiaron la casa con el cuerpo adentro con el fin de ocultar el crimen.

En tanto, investigadores del Ministerio Público Fiscal (MPF) sostuvieron que familiares de la víctima señalaron a un hombre como sospechoso del homicidio, quien pertenece a una familia con la que Escobar mantenía una enemistad desde hacía varios años.

A partir de los datos puestos a disposición de la justicia, la policía identificó al posible agresor, que permanece detenido y deberá prestar declaración en las próximas horas.

Además, desde el MPF señalaron que en el lugar de los hechos se encontraron una vaina, mientras que los bomberos creen que el incendio de la casa se generó desde el lado de afuera.

(Télam)