Una joven de 24 años fue asesinada aparentemente por estrangulamiento en su vivienda de la localidad bonaerense de San Miguel, y por el hecho fue detenida la pareja de su madre, un hombre de 29 años con antecedentes penales, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Yamila Bella Araujo (24), quien de acuerdo al Observatorio Lucía Pérez se convirtió en la víctima de femicidio número 192 en lo que va del año, a un promedio de una mujer asesinada aproximadamente cada 30 horas.

El hecho fue descubierto ayer cerca de las 14.30, cuando familiares fueron a despertar a Yamila porque no se había levantado y la hallaron muerta en la cama de su habitación, en una casa de la calle Platón al 2700 y Primera Junta, de la mencionada localidad del oeste del conurbano.

Según expresaron las fuentes a Télam, la mujer fue hallada sin vida, semidesnuda, y con marcas en el cuello que hacen presumir que fue estrangulada, aunque al principio no fueron observadas y por ello el hecho comenzó a investigarse como "averiguación de causales de muerte".

Sin embargo, tras la declaración de testigos, la fiscalía pudo reconstruir las últimas horas de la joven y así ordenar la detención de su padrastro, Javier Benítez Ortigoza (29).

Es que, según señalaron los testigos, la familia se encontraba celebrando el cumpleaños de la madre de la víctima en la vivienda de dos plantas.

Al finalizar el festejo, cerca de las 4 de la madrugada, cuando se lo vio al hombre subir junto a la joven al piso de arriba.

Luego, la hermana menor de Araujo observó cuando el hombre bajó y se retiró de la casa, sin que nadie tuviera contacto con él hasta la noche, cuando fue finalmente detenido en la casa de un primo en Malvinas Argentinas por efectivos de la comisaría 3ra. de San Miguel.

Fuentes policiales indicaron que el hombre, de nacionalidad paraguaya, tiene antecedentes penales por lo que estuvo detenido por el delito de "robo calificado y portación ilegal de arma de fuego".

Según las fuentes, el hombre estuvo alojado en la Unidad Carcelaria 48 del Servicio Penitenciario Bonaerense hasta el 4 de mayo del año pasado, cuando recuperó su libertad.

Damián, el hermano de la víctima, dijo esta mañana ante la prensa que el hombre "se venía portando bien" pero que "tenía todo planeado".

"Mi hermana se fue a acostar, él la acompañó y dejó la llave puesta en la puerta para volver", relató el joven, quien afirmó que luego "violó y mató" a su hermana.

Y agregó: "Después de matarla, se quedó un rato con ella".

El joven señaló que Benítez Ortigoza era pareja de su madre hace aproximadamente dos años y fue ella quien escuchó que salió de la casa, cerca de las 8.30 de la mañana.

Luego, relató que uno de los hermanos del agresor llamó a su madre y gracias a ello, pudieron dar con su paradero.

En tanto, si bien se aguarda el resultado preliminar de la operación de autopsia, la víctima presentaba escoriaciones y un hematoma producido por un leve traumatismo en el cuello, aseguró un investigador, que agregó que además se intentará establecer si la víctima fue abusada sexualmente antes de ser asesinada.

El acusado será indagado en las próximas horas por la fiscal Karina Carbonella, a cargo de la Fiscalía especializada en Violencia de Género de Malvinas Argentinas, por el delito de "homicidio agravado por mediar violencia de género" (femicidio), que prevé una pena de prisión perpetua.

"Queremos justicia y que se pudra en la cárcel", aseguró el hermano de la víctima.

En tanto, la hermana de la joven asesinada dijo que toda la familia está “muy mal” y que “no le genera sorpresa” que la pareja de su madre sea el principal acusado del crimen.

"Estamos muy mal, no caigo lo que está pasando”, expresó impactada Jésica, una de las hermanas de Yamila, quien aseguró a Crónica TV que el crimen se produjo luego de "festejar el cumpleaños" de su madre.

Allí, según precisó su hermana, Yamila "llegó de trabajar, tomó una cerveza y subió a su habitación a dormir" entre las 4 y 5 de la mañana, acompañada por Ortigoza.

“Después, él bajó y mi hermana, la más chica, la tapó. Él se retiró de la casa y se fue con mi cuñado a llevar un amigo a la casa”, detalló.

"Creemos que fue abusada, ella estaba desnuda y encontraron sangre", indicó la hermana de la víctima.

Respecto al detenido, la mujer dijo que no la sorprendió porque "estuvo preso 8 años”.

Según datos del Observatorio Lucía Pérez, en lo que va del año se registraron 192 femicidios, es decir una mujer asesinada cada 30 horas, y como consecuencia de los asesinatos, 158 niños quedaron huérfanos, entre los cuales se encuentran los dos hijos de Yamila Araujo.

(+Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463). (Télam)