El juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Díaz, autorizó hoy la apertura de los dos teléfonos celulares que pertenecían a Diego Armando Maradona y fueron secuestrados en la habitación donde falleció el pasado 25 de noviembre en un country del partido de Tigre, informaron fuentes judiciales.

Se trata de dos smartphones iPhone de la marca Apple que ahora podrán ser peritados por el equipo de fiscales de San Isidro que investiga las circunstancias de la muerte del “10”, para analizar llamadas entrantes y salientes y toda la mensajería.

(Télam)