El joven de 19 años hallado muerto ayer en una cava de la localidad santafesina de Marcelino Escalada falleció ahogado al igual que su novia de 16 años, encontrada en el mismo lugar un día antes, informaron hoy fuentes judiciales.

Según la autopsia preliminar, el joven Hugo Ariel Aranda murió de asfixia por sumersión al igual que su novia Priscila Arce y en ninguno de los cuerpos se detectaron lesiones, informaron a Télam los voceros.

El fiscal del caso, Guillermo Persello, aguardará los informes finales de la autopsia y los exámenes de laboratorio practicados en ambos cadáveres para determinar la calificación definitiva que tendrá la causa, que fue iniciada bajo el protocolo de femicidio, aunque no se descartan otras hipótesis, como el accidente o un pacto suicida.

Priscila, quien era buscada desde el viernes pasado tras una denuncia por fuga de hogar realizada por sus padres, fue encontrada la mañana del domingo último en una cava ubicada en la localidad de Marcelino Escalada, a 130 kilómetros al norte de ciudad de Santa Fe.

Ayer a la mañana, en tanto, fue encontrado en el mismo lugar el cuerpo de su novio, también ahogado.

Tras el hallazgo del cuerpo de Aranda, el fiscal en conferencia de prensa, dijo "que en este tipo de casos, tratándose de una pareja y de una menor, los protocolos indican que se tiene que investigar como un femicidio, por eso los protocolos y actuaciones".

Persello aclaró que "no se descarta ninguna hipótesis" y que se aguardan las pericias sobre los teléfonos celulares secuestrados y demás evidencias con el fin de determinar lo sucedido.

Sobre la cava donde se encontraron los cuerpos, el fiscal detalló que "hay una parte profunda, que llega casi a tres metros, con mucha basura en los costados y que, por la lluvia del viernes-cuando ambos se ausentaron de sus respectivos hogares-, no era fácil llegar al lugar".

Al respecto graficó "que a los buzos tácticos se les complicó las tareas porque se quedaban enganchados. Hubo que emplear una máquina retroexcavadora que ayudó a remover basura y el barro".

"Estamos trabajando sobre todas las hipótesis, no se puede descartar nada", enfatizó finalmente el fiscal. (Télam)