Un joven de 27 años que fue detenido en la provincia de Tucumán acusado de asesinar de más de 40 puñaladas a su pareja en febrero de 2018 en el departamento que compartían en la ciudad española de Madrid, aguarda para ser extraditado y juzgado, informaron hoy fuentes policiales.

Se trata de Julián Ovejero (27), quien ayer pasadas las 19 fue detenido mientras caminaba por la calle Paraguay al 1.500, entre Quirno Costa y San Martín, de San Miguel de Tucumán.

Las fuentes señalaron a Télam que Ovejero tenía un pedido de captura internacional emitido por el Juzgado de Instrucción 33 de Madrid, España, por el delito de “homicidio/asesinato” de un hombre cometido el 22 de febrero en 2018.

Es que Ovejero estaba siendo buscado como sospechoso del asesinato de más de 40 puñaladas de quien era su pareja, Najuaith Zahell Díaz (35), de nacionalidad puertorriqueña, de profesión ingeniero informático y fanático de las bellas artes, con quien convivía en Madrid, capital de España.

Según el diario español ABC, la víctima fue hallada por un amigo en la cama, desnudo y apuñalado en varias partes de su cuerpo.

Un corte en el cuello fue lo que finalmente dio muerte al hombre puertorriqueño, indicaron los medios españoles.

“Se había conocido en una plataforma de encuentro de parejas llamada Grindr, era una relación homosexual. No sabemos los motivos por cual lo asesinó al día siguiente escapó de España”, aseguró a Télam una fuente que intervino en la investigación.

La mañana posterior al crimen de Díaz, Ovejero escapó del departamento que compartían con su teléfono celular y el de la víctima.

Todo quedó registrado en las cámaras de seguridad del edificio, por lo que la Policía Nacional de España comenzó la investigación que tenía al argentino como único sospechoso del hecho.

Los pesquisas indicaron que ese mismo día, el argentino tomó un avión desde el aeropuerto de Barajas, en Madrid, hasta la ciudad de Lima, Perú.

Según el investigador, el asesinato de Díaz tuvo gran repercusión en los medios locales, por lo que Ovejero era intensamente buscado por la Policía Nacional e Interpol del país europeo.

El pasado 5 de agosto, se ordenó la captura internacional de Ovejero, cuya solitud ingresó al sistema de la Organización Internacional de la Policía Criminal de Interpol.

Luego del trabajo conjunto entre Interpol Argentina y de España, se constató a través de los registros de la Dirección Nacional de Migraciones que Ovejero había ingresado a la Argentina, y que residía en su provincia natal.

“A través de tareas de investigación, donde también se solicitó la orden para realizar escuchas telefónicas, se constató que vivía en la casa de su madre y que estaba en pareja con otro hombre tucumano”, señaló el investigador consultado.

Fue así que tomó intervención el Juzgado Federal 2 de Tucumán, a cargo del juez Fernando Poviña, Secretaría Penal de Karina Salas, quienes ordenaron el allanamiento del domicilio y la detención del acusado.

Efectivos de Interpol Argentina y de la División Antidrogas de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de Tucumán de la PFA observaron cuando Ovejero salía de su casa, por lo que fue finalmente fue detenido mientras caminaba por la vía púbica.

“En un futuro cercano será extraditado para que sea juzgado en España”, concluyó el investigador.

Ovejero se encuentra detenido y alojado en una de las celdas de la División Antidrogas de Tucumán, a la espera de la orden del inicio del proceso de extradición. (Télam)