El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, se manifestó esta tarde en contra de los hechos ocurridos el pasado domingo en la plaza central de la capital puntana cuando un grupo de policías irrumpió en un evento callejero de rap y violentó a jóvenes que participaban de la competencia.

"De ninguna manera el Gobierno de San Luis admite la represión ni considera que el arte callejero sea delito", manifestó el mandatario en un video que subió en sus redes sociales.

También dijo que le solicitó al ministro de Seguridad y el jefe de la Policía que aparte a los efectivos implicados, así como a los jefes y subjefes en la seccional primera, mientras se espera la investigación de la Justicia.

"Pedí que todos los policías que aparecen en el video reprimiendo o tocando a los chicos, sean separados. Lo que está claro es que nada tenía que hacer la Policía de San Luis en la plaza Pringles en una reunión de chicos que hacen arte callejero, el arte callejero no es delito", expresó Rodríguez Saá.

Además, el gobernador pidió disculpas y solicitó a la Justicia que se expida rápido y en "el mismo sentido".

"A los chicos, casi avergonzado les pido perdón por lo que han tenido que sufrir. Espero que la Justica se expida rápido en el mismo sentido. Que esos chicos que han sufridos demoras o lo que fuere que sean reivindicados como corresponde y se puedan seguir reuniendo", finalizó.

Ayer, el jefe de la Policía de la provincia, Darío Neira, dispuso el pase a disponibilidad de 6 oficiales y 17 suboficiales que prestan servicios en la Unidad Regional 1 y la Dirección de Operaciones, así como los jefes y subjefe de la seccional primera.

Por otro lado, desde la agrupación Suena el Bajo, convocaron a un festival contra la violencia policial, que se realizará este viernes 5 de agosto en Plaza Pringles, en el mismo sector donde la policía llevó a cabo los procedimientos y ocurrieron los disturbios.

El festival se desarrollará bajo la consigna "El arte no es delito" y desde la agrupación invitaron a artistas de todos los rubros, de todos los espacios y organizaciones que quieran sumarse y protestar contra la violencia policial.

(Télam)