El fiscal que investiga el caso del jubilado Jorge Ríos, quien mató a balazos a uno de los delincuentes que el 17 de julio pasado entró a robar a su casa del partido bonaerense de Quilmes, solicitó esta tarde el cese del arresto domiciliario por considerar que no existen riesgos de que se fugue o entorpezca el proceso.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el pedido fue presentado esta tarde por el fiscal Ariel Rivas al juez de Garantías de Quilmes Martín Nolfi, quien deberá resolver si hace lugar al planteo. (Télam)