Cuatro personas, entre ellas dos presos, fueron imputadas hoy con prisión preventiva en la ciudad de Rosario por dos hechos de extorsión, uno de los cuales tuvo como víctima al hombre que le alquilaba la vivienda a una de las acusadas, informaron fuentes judiciales.

La banda estaba encabezada por dos presos, Fabio Alejandro Giménez –acusado de matar a un miembro de la banda del capo narco local Esteban Alvarado- y Lucas Robay Romagnoli, quienes según la investigación realizaban llamadas extorsivas desde la cárcel provincial de Coronda, que eran ejecutadas por sus parejas.

El fiscal Pablo Socca imputó hoy por el delito de extorsión a Giménez y Robay, así como a sus parejas, Samanta Joana Vilches y Vanesa Soledad Luna, precisaron las fuentes.

De acuerdo a los voceros, los sospechosos ya habían sido sido imputados anteriormente por ese delito, pero hoy se les sumaron hechos nuevos.

Uno de los casos que expuso el fiscal Socca tuvo como víctima a un hombre de la localidad de Villa Gobernador Gálvez, quien pagó 100 mil pesos luego de que lo amenazaran con balearlo, y que es el dueño de la vivienda que alquilaba la propia Vilches, acusada de extorsionarlo.

Según la investigación, Vilches y Luna le exigieron a la víctima el pago de 300 mil pesos "bajo amenazas de muerte y mandar a efectuar disparos de arma de fuego contra su vivienda y su grupo familiar".

El llamado intimidatorio lo realizó desde la cárcel Giménez, la pareja de Vilches, el 29 de mayo último, indicaron fuentes de la pesquisa.

Hasta tres días antes, el 26 de mayo, cuando fue detenida por la Policía, Vilches vivía en una vivienda que le alquilaba a la víctima, ubicada en la localidad de Villa Gobernador Gálvez.

Para los investigadores, el 29 de mayo a las 23.30 el hombre entregó 100 pesos mil a Vanesa Luna, quien fue hasta su domicilio en un remis acompañada de una menor de edad.

A pesar del pago, el día 30 a las 11.30 Giménez volvió a llamar desde la cárcel a la víctima para reclamarle los $200 mil que faltaban.

Socca explicó que personal policial se hizo pasar por el hombre y acordó la entrega del dinero el mismo día a las 15.00, bajo la modalidad de "entrega controlada", es decir, con billetes previamente identificados.

Allí fueron detenidas tres personas que fueron a buscar el dinero, precisaron voceros del caso.

Giménez, quien de acuerdo a la investigación realizaba las llamadas extorsivas, está detenido desde el año pasado acusado de reclutar a las persona que asesinaron a Nicolás "Fino" Ocampo, un lugarteniente del capo narco Alvarado, recientemente condenado a prisión perpetua.

Mientas que el otro preso, Robay, fue imputado hoy por una nueva tentativa de extorsión a la misma persona, realizada el 12 de junio pasado también desde la cárcel de Coronda, donde está detenido.

Según la investigación, Giménez le pasó el dato Robay, con quien compare pabellón en la unidad penitenciaria, y éste llamó con fines extorsivos a la víctima.

El encuentro para entregar el dinero se pactó para el 14 de junio a las 13.30 en la avenida Libertador al 1300 de Villa Gobernador Gálvez, donde la policía detuvo a la novia de Robay, Samanta Luna, junto a otras dos personas y el sobre con la plata, indicaron voceros del caso.

Tras conocer la evidencia, la juez Valeria Pedrana formalizó la imputación y dictó la prisión preventiva por dos años para los cuatro acusados, señalaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA). (Télam)