Un panadero y otro hombre fueron asesinados a balazos esta mañana en dos hechos simultáneos registrados en inmediaciones de una distribuidora ubicada en la zona sudoeste de la ciudad de Rosario, cuyo dueño es un hombre identificado como César "El Manco" García, quien estuvo vinculado a causas ligadas al narcomenudeo.

Fuentes policiales aseguraron que ambos crímenes ocurrieron cerca de las 9 de esta mañana en el cruce de las calles Constitución y Lamadrid, de Rosario, donde se encuentra la distribuidora de panificados de "García".

El primero de los hechos ocurrió sobre la calle Constitución y tuvo como víctima a Gaetano Di Bartolomeo (62), un pandero reconocido por los vecinos que -según las primeras investigaciones- descendió de su automóvil cuando fue sorprendido por al menos un sicario, que lo ejecutó de nueve balazos.

En tanto, sobre Lamadrid, a la vuelta de la distribuidora, fue encontrado otro hombre gravemente herido, quien fue trasladado de urgencia al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, en una ambulancia del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies), aunque finalmente murió.

Los policías que concurrieron al lugar hallaron en la escena de ambos crímenes múltiples vainas servidas de distintos calibres.

La principal hipótesis de la investigación que encabeza la fiscal de la Unidad de Homicidios de Rosario, Gisela Paolicelli, es que se produjo un enfrentamiento entre el asesino del panadero y vecinos que escucharon los balazos y salieron en defensa de la víctima.

A su vez, la justicia investiga si las personas que dispararon contra el segundo fallecido, son miembros de la distribuidora de "García".

En la misma línea, la fiscal apuntó que si bien solicitó las imágenes de las cámaras de seguridad que posee el comercio, no tienen la función de grabar, sino que solo se utilizan para vigilar las puertas del recinto.

Además, Paolicelli confirmó durante una rueda de prensa, que actualmente hay dos detenidos sospechados de participar del tiroteo.

Por otra parte, el hecho ocurrió en una esquina que ya tiene antecedentes de crímenes vinculados al narcomenudeo.

En febrero del 2020, las instalaciones que pertenecen a "El Manco" García fueron allanadas ante las reiteradas balaceras en la zona.

Los pesquisas sospechan que esas balaceras estuvieron relacionadas a disputas de territorio entre García y su cuñado Jorge Laferrara, quien estaría identificado con otro sindicado cabecilla del crimen organizado en Rosario, Esteban Alvarado.

Este hecho de febrero del 2020 tuvo su represalia a los pocos días, cuando dos motociclistas abrieron fuego contra los vecinos que se encontraban en la vereda de Pasaje 2028.

En aquella oportunidad, los atacantes efectuaron 20 disparos, hiriendo con armas de fuego a vecinos que paseaban por el lugar. (Télam)