Unas 10 personas fueron detenidas esta tarde tras protagonizar incidentes frente a un supermercado ubicado en el departamento de Rawson, al sur de la capital de San Juan, donde además hubo varios agentes de seguridad heridos, indicaron fuentes policiales.

Los detenidos formaban parte de un grupo no identificado, que pasadas las 17 intentó ingresar por la fuerza a un local comercial de la cadena "Chango Mas", circunstancia en la que fue contenido por la Policía provincial.

Según testigos, pasadas las 16 un grupo importante de personas empezó a concentrarse en la esquina del Conector Sur y Doctor Ortega en Rawson.

La mayoría tenía la cara tapada y se apostó a pocos metros del supermercado, lo que hizo que los vigiladores privados del comercio llamaran al 911 para alertar a la Policía.

Cuando los manifestantes observaron la llegada de los efectivos policiales, avanzaron con la intención de irrumpir en el supermercado y se generó un enfrentamiento de varios minutos con los efectivos apostados en la zona.

El lugar se llenó de piedras, vidrios y otros objetos que los manifestantes arrojaron, mientras que los policías detuvieron a unas 10 personas, según los fuentes.

La fuerza de seguridad comunicó de modo oficial que "un grupo de personas intentó ingresar por la fuerza a al supermercado Chango Más, ubicado en Rawson. Inmediatamente se dispuso un operativo de seguridad sobre el predio", donde pasadas las 18 el personal policial trabajaba "con el objetivo de restablecer la normal circulación vehicular".

En tanto, el secretario de Seguridad y Orden Público de San Juan, Carlos Munizaga, recorrió la zona y dijo a la prensa local que "la acción preventiva permitió evitar la irrupción de un grupo grande de personas en el supermercado" y sostuvo que durante esta tarde "hubo dos intentos de saqueo que fueron impedidos por la acción policial" en la misma localidad.

"Nosotros teníamos un alerta de que esto podría pasar, de modo que la fuerza de seguridad estaba presta para actuar como lo hizo", acotó.

Munizaga indicó que "como producto de los enfrentamientos hay varios efectivos policiales que sufrieron lesiones golpeados por piedras y algunos patrulleros que resultaron dañados" y que por recomendación de la policía, "los comercios de la zona cerraron sus puertas preventivamente".

"La justicia de flagrancia se constituyó en la zona y se hizo cargo de los procesos que deberán enfrentar los detenidos que seguramente serán condenados por tentativa de robo", remarcó. (Télam)