Un hombre que había sido detenido el martes último cuando transportaba 30 kilos de cocaína ocultos en una camioneta en el norte de Salta continuará con prisión preventiva por decisión de un juez federal de Orán, informaron fuentes judiciales.

La detención del sospechoso, identificado con las iniciales E.A.R., se registró el pasado martes cuando salió a bordo de una camioneta Toyota Hilux desde de la localidad salteña de General Ballivián con destino a Embarcación, localidad también ubicada en dicha provincia.

Según las fuentes judiciales, en el trayecto, un control de rutina realizado por personal de la Sección de Investigaciones Antidroga de Aguaray de Gendarmería Nacional, obligó al hombre a detener su marcha en el cruce de las Rutas Nacionales 34 y 81.

Los gendarmes, al controlar el vehículo con la ayuda de un can antinarcóticos, detectaron la presencia de estupefacientes y ordenaron requisar la camioneta en profundidad.

Como resultado de la pesquisa, se hallaron varios paquetes rectangulares sujetados en las llantas mediante un mecanismo de presión con tuercas, los cuales contenían cocaína y tenían un peso total de 30 kilogramos 500 gramos.

Ante esta situación, el fiscal federal Marcos Romero imputó al conductor por el delito de transporte de estupefacientes y solicitó su prisión preventiva ante a un posible riesgo de fuga y del entorpecimiento de la investigación, la cual fue concedida por el juez federal de Garantías de Orán, Gustavo Montoya.

Según informaron las fuentes, la detención del hombre de 42 años es consecuencia de una investigación llevada adelante desde hace varios meses en torno a una organización dedicada al tráfico de droga desde el chaco salteño hacia el interior del país, que ya lleva ocho allanamientos realizados y el secuestro de vehículos, elementos de pruebas y pedido de detenciones de otras personas.

La causa continúa su curso y se encuentra a cargo del Juzgado Federal de Garantías de Orán y la Sede Fiscal Descentralizada de Tartagal. (Télam)