Nueve personas fueron detenidas en las últimas horas en el barrio porteño de Balvaneradurante operativos en los que se secuestraron más de 150 teléfonos y siete locales resultaron clausurados. Según confirmaron fuentes policiales a NA, durante la inspección realizada en quince locales de una galería comercial de avenida Corrientes al 2.400, quedaron detenidas nueve personas (seis hombres y tres mujeres de nacionalidades venezolana, peruana, paraguaya y argentina) por presentar irregularidad en los comercios y en los productos que ofrecían. La inspección, según las fuentes, derivó en la incautación de un sofisticado equipo de desbloqueo, y en el secuestro de 152 celulares, de los cuales 37 estaban denunciados ante el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) como robados, 40 baterías, 9 carcasas, 51 pantallas y 118 módulos. También el personal secuestró, de uno de los locales, un equipo de desbloqueo integrado por costosos implementos, por caso un microscopio electrónico, cuyo valor de mercado oscila los 2 mil dólares

Este equipo sirve para desbloquear el celular y ampliar la banda para ser utilizado por más de una empresa, y proceder a lo que los técnicos llaman "chip off": sacar el chip madre de la memoria, en la que está la información encriptada, e incorporar uno nuevo para poder reutilizar el teléfono. En tanto, personal de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) clausuró siete locales por no contar con la correspondiente habilitación. El operativo fue realizado en una galería de Balvanera, en el marco de varias causas por la compra y venta de celulares robados. El procedimiento contó con el trabajo del Departamento Prevención del Cibercrimen, División Conductas Informáticas Ilícitas de la Policía de la Ciudad, en conjunto con la AGC y bajo la supervisión de la Dirección General de Coordinación Operativa del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad. Los detenidos quedaron a disposición del Juzgado Federal Número 2, a cargo del juez Sebastián Ramos. A fines de enero, un operativo de similares características se realizó en una galería de la avenida Corrientes al 2.300, donde se habían incautado más de doscientos teléfonos celulares en condición ilegal. GO/OM NA