Un hombre de 40 años oriundo de Brasil que conducía un camión fue detenido hoy tras una persecución en rutas de la provincia de Entre Ríos, y se determinó que circulaba bajo los efectos del alcohol, informaron fuentes policiales.

La persecución comenzó en la madrugada de este jueves sobre la ruta 127, en la que el camionero, oriundo del estado brasilero de Santa Catarina, fue visto circulando en zig zag, y saliendo e ingresando a la cinta asfáltica de manera abrupta.

Personal policial de la comisaría del pueblo El Pingo intentó detenerlo pero recién lo logró sobre el kilómetro 62 de la ruta provincial 32 en la zona de ingreso a la localidad entrerriana de María Grande, donde se le extrajo la llave de contacto del rodado para inmovilizarlo.

Allí personal del puesto caminero de Aldea Santa María intentó realizarle un testeo de alcoholemia pero el hombre se negó, por lo que, según la Ley de Tránsito 24.449, se tomó como resultado positivo con su máxima graduación, por tratarse de un conductor profesional.

Desde la fiscalía de turno ordenaron la detención del hombre por "resistencia a la autoridad en flagrancia", debido a "su comportamiento" al negarse a detener la marcha en la ruta y sus "intentos de impedir el desarrollo del procedimiento policial".

El camionero permanecía alojado en la comisaria de María Grande, donde personal médico policial constató "evidentes signos de ebriedad" en el conductor del rodado, detallaron desde la fuerza.

Por otra parte, desde la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) advirtieron que no hubo ninguna fatalidad ni accidente gracias a "la escasa circulación durante la madrugada".

(Télam)