Un ciudadano argentino que era uno de los hombres más buscados por Interpol, acusado de ser un "sicario" que cometió un homicidio narco ocurrido en la ciudad salteña de Orán en junio del 2020, fue detenido en Bolivia, según confirmaron oficialmente.

La detención de Oscar Alberto Díaz, un joven de 29 años apodado "El Cabeza" o "Cabezón", fue confirmada por el ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo del Carpio, a través de su cuenta de la red social Twitter.

“Comunicamos al pueblo boliviano y argentino una noticia de suma relevancia. Hace minutos, personal del Centro Especial de Investigación Policial arrestó al señor Óscar Alberto Díaz, alias 'El Cabeza', un sicario e implicado en narcotráfico que tiene sello rojo de la Interpol”, escribió.

Fuentes del Ministerio Público de Salta informaron hoy a Télam que la fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Orán, Claudia Carreras, espera la notificación oficial de la detención para poder imputarlo por el crimen ocurrido en 2020, lo que recién podría ocurrir el lunes próximo.

Una vez que se realicen todos los trámites correspondientes, el detenido será trasladado a la frontera de Bolivia y Argentina, donde será entregado a fuerzas federales y de allí será puesto a disposición de la justicia salteña.

Díaz era intensamente buscado por el delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego, asociación ilícita dedicada al contrabando de estupefacientes, agravado por la participación de dos o más personas organizadas, por la cantidad de estupefacientes y por la cuantía de las mercaderías", según indica la "cédula roja" emitida por Interpol.

“Este sujeto mataba personas por aproximadamente 80 mil dólares y era conocido como el sicario más peligroso de Salta”, expresó el ministro boliviano Del Castillo, quien agregó que “a la brevedad posible será entregado a las autoridades argentinas para que cumpla sus deudas con la justicia”.

El hombre, de tez trigueña, cabello oscuro y 1,75 metros de altura, está acusado de un homicidio ocurrido en la ciudad de Orán, en junio de 2020, cuando un hombre de 51 años, identificado como Marcelino Valdez Cari, murió tras recibir al menos un disparo de arma de fuego.

Según la causa, la víctima se encontraba en la vía pública, cuando apareció una camioneta de color oscuro y uno de sus ocupantes descendió e intentó subirlo al vehículo.

Ante la resistencia de Valdez Cari, le realizaron al menos un disparo que lo lesionó gravemente en el cráneo y le provocó la muerte cuando era atendido en el hospital “San Vicente de Paul”, de la ciudad de Orán, que está a 280 kilómetros al norte de la capital salteña.

Valdez Cari se encontraba vinculado a la comisión de actividades ilícitas en la zona fronteriza, que eran investigadas por la Justicia Federal.

Tras ese hecho, el Cabezón Díaz se fugó y personal policial y de Gendarmería Nacional trabajaba arduamente para ubicarlo, ya que además de ser sospechoso del homicidio de Valdez Cari, estaba sindicado como la mano derecha de Ricardo Raúl “Coya” Rojas, un capo narco de Orán, quien le habría ordenado concretar por lo menos dos homicidios a cambio de dinero.

Ante el frondoso prontuario penal de Díaz y dada su peligrosidad, desde el Ministerio Público de Salta habían recomendado a la comunidad que quien pueda aportar datos ciertos sobre su paradero, se comunicara al Sistema de Emergencias 911 o a la dependencia policial más próxima. (Télam)