Un hombre con antecedentes penales fue detenido hoy acusado de ser uno de los dos delincuentes que se trasladaban el sábado en una camioneta y que tras bajar y forcejear con una joven, que caminaba con una amiga, le robaron el teléfono celular, en el partido bonaerense de Quilmes, en un hecho en el cual por la modalidad se investigaba si además intentaron secuestrarla, informaron fuentes policiales.

El sospechoso fue identificado como Fabián Andrés Pérez (46), quien fue aprehendido por detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Quilmes luego de tres allanamientos realizados en domicilios de esa jurisdicción.

Voceros policiales informaron a Télam que en los procedimientos también fue secuestrada la camioneta utilitaria Peugeot Partner de color azul, patente DIC373, que quedó registrada en un video tomado por una cámara de seguridad de la zona que se hizo viral.

De acuerdo a las fuentes, los detectives realizaron tareas de campo sobre los domicilios relacionados con la titular del vehículo y constataron que se encontraba oculto en uno de ellos, que le habían retirado las chapas patentes y cambiaron las llantas para modificarla estéticamente.

De esta manera, los asaltantes lograrían que no se la identifique con la imagen de la camioneta que circulaba en redes sociales, informaron fuentes policiales.

Asimismo, determinaron que el rodado era utilizado por el sospechoso aprehendido y por Oscar Jesús Pérez (23), quien esta tarde permanecía prófugo ya que a la noche no regresó a dormir a su vivienda, y de acuerdo a los investigadores, alternó domicilios desde los días posteriores al asalto.

Fuentes policiales informaron que ambos acusados tienen antecedentes penales, mientras que Fabián Pérez será indagado en las próximas por la fiscal Karina Gallo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Quilmes.

El hecho ocurrió alrededor de las 15 del sábado pasado en inmediaciones de la plaza ubicada en Corrientes y Unamuno, de ese partido del sur del conurbano bonaerense, por donde dos jóvenes caminaban.

En esas circunstancias, dos hombres a bordo de una camioneta Peugeot Partner azul pasaron por al lado, detuvieron la marcha y uno de ellos bajó y se encaminó armado hacia las amigas.

A punta de pistola, el delincuente corrió y atrapó a una de las chicas, con quien forcejeó hasta quitarle el celular, con el que escapó junto a su cómplice en la camioneta.

Según fuentes policiales, los efectivos tomaron conocimiento del hecho a partir de la denuncia de una de las víctimas, identificada como Lara Espinoza (20).

Según contaron las dos chicas, mientras uno de los asaltantes bajó a correr a una de ellas, el otro desde adentro del rodado daba las órdenes y le decía a su cómplice "subila, subila".

Lara contó que tras denunciar el episodio en sede policial advirtió que en el papel que le dieron no hicieron constar que ella dijo que había escuchado al delincuente decir que quería subirla a la camioneta y que para ella se trató de un intento de secuestro.

Las víctimas contaron que tras conocerse lo que les sucedió, varias chicas se comunicaron con ellas para decirles que les había ocurrido algo similar con esa camioneta y con otras. (Télam)