Una mujer fue detenida por personal de la Policía de la Ciudad tras una entrega controlada de dinero y joyas en el centro porteño, luego de un llamado extorsivo a un hombre al que lo amenazaron con atacar a su hermano preso en una cárcel federal, informaron hoy fuentes de la fuerza.

El hecho comenzó a ser investigado cuando un móvil de la Comisaría Vecinal 1 D fue convocado en la vía pública por un hombre, visiblemente consternado, que le contó a los oficiales que había recibido un llamado de una voz masculina, que amenazaba con lesionar a su hermano, detenido en la Unidad Carcelaria de Marcos Paz, si no cumplía con una entrega de dinero y alhajas.

La cita del extorsionador fue en Carlos Pellegrini y Corrientes, a metros del Obelisco, en el barrio de San Nicolás, y frente a un local de una cadena de hamburgueserías, como principal referencia.

Rápidamente, los policías se comunicaron con la judicatura en turno, que dispuso, ante la urgencia, una comisión civil de la misma comisaría vecinal a los fines de lograr una entrega controlada.

El denunciante, de 36 años, se presentó en el lugar pactado, con la discreta vigilancia de los efectivos encomendados, quienes vieron cómo el damnificado le dio dinero, un reloj y una cadena de oro a una mujer.

De inmediato, la joven de 26 años fue detenida con el reloj, la cadena y 10.000 pesos, además de secuestrársele un teléfono.

El Juzgado en lo Criminal y Correccional 30, a cargo del doctor Jorge Adolfo López, Secretaría 164 del doctor Ignacio Belderrain, avaló la detención y dispuso el traslado a la Alcaidía correspondiente.

Al corroborar los datos, los pesquisas confirmaron que la acusada había sido condenada a cuatro años de prisión en 2018 por comercio de estupefacientes y que en septiembre de 2020 se le otorgó la libertad condicional.

Tras la detención, el damnificado se acercó a la dependencia policial para hacer efectiva su declaración testimonial y en ese momento un familiar suyo le comunicó que había recibido un llamado del penal de Marcos Paz, en el que le dijeron que si la mujer no era liberada, matarían a su hermano, que cumple una pena en el Complejo Penitenciario.

De esta forma, la Justicia dispuso enviar al Penal a la División de Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comuna 1 para poner a las autoridades en conocimiento de lo ocurrido y constatar que el hermano del damnificado se encontrara en buen estado de salud (Télam)