Cinco integrantes de una familia fueron detenidos en 10 allanamientos realizados por la Policía Federal Argentina (PFA) en la localidad bonaerense de González Catán, acusados de acopio y comercialización de estupefacientes y robos bajo la modalidad delictiva conocida como piratería del asfalto, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Las detenciones se llevaron a cabo luego de cuatro meses de investigación y tras reiterados robos con la modalidad piratería del asfalto cometidos por delincuentes vestidos como policías, que se manejaban con un inhibidor satelital para interferir las comunicaciones de los vehículos asaltados.

En el marco de la pesquisa se determinó que además la misma banda vendía drogas al menudeo.

Por orden judicial, los federales realizaron diez allanamientos simultáneos en domicilios de La Matanza, donde secuestraron cocaína, marihuana, paco, armas y municiones de diverso calibre.

También hallaron varios chalecos antibalas, gorras, camperas y balizas policiales, equipos de comunicación, cinco vehículos, casi 300.000 pesos y 8.000 dólares.

En los lugares allanados se detuvo a los cinco sindicados integrantes de la banda, todos integrantes de una misma familia, añadieron las fuentes.

Fue el juez de Garantías N° 3 del Departamento Judicial de La Matanza, Agustín Pablo Gossn, quien autorizó los allanamientos en el marco de la investigación llevada a cabo por la Unidad Funcional de Investigación Temática de Estupefacientes del Departamento Judicial de La Matanza, a cargo de María Julia Panzoni.

Sobre las drogas incautadas, las fuentes precisaron que fueron más de 10 kilos de marihuana, 26 envoltorios de paco, casi dos kilos de cocaína.

También se hallaron una pistola marca Bersa calibre .22 con su numeración limada, una pistola automática calibre 6.35, 76 municiones calibre .45, 115 municiones calibre 9mm, 21 municiones de escopeta calibre 12/70, 21 municiones calibre .40, tres chalecos antibalas y tres fundas de chaleco antibalas.

En uno de los domicilios, que funcionaba como la sede administrativa del banda, se secuestraron 298.670 pesos argentinos y 8.000 dólares, una máquina para contar dinero, equipos de comunicación, un inhibidor de señal de celular, dos balizas policiales, gorras y camperas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, 10 cargadores de diversas marcas y modelos, dos supresores de sonido, 12 teléfonos celulares, tres balanzas digitales, bandas elásticas, cuadernos de anotación y un equipo DVR.

Los detenidos, junto a los elementos secuestrados quedaron a disposición de la justicia, que trabaja para identificar a otros integrantes de la banda. (Télam)