Un albañil que estaba prófugo por el crimen de un joven de 25 años ocurrido hace dos meses cuando la víctima salió en defensa de un hombre tras una discusión, en el partido bonaerense de Berazategui, fue detenido en Baradero donde estaba escondido en la casa de un familiar , informaron hoy fuentes policiales.

Se trata de Rubén Darío Moreno (33), quien era buscado por orden de la fiscal de la causa, Gabriela Mateos, por el delito de "homicidio simple" en perjuicio de Nicolás Rodríguez, cometido el 14 de febrero en la localidad de Ranelagh.

Fuentes policiales informaron a Télam que el sospechoso fue localizado por efectivos de la comisaría 2da. de Berazategui tras tareas investigativas y ayer a las 19 realizaron un operativo en conjunto con sus pares de la SubDDi Baradero-San Pedro.

Moreno fue detenido en la casa de un familiar, ubicada en las calles Alonso y Segundo Sombra, de la localidad bonaerense Baradero.

Según las fuentes, la fiscal Mateos, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada en Berazategui, lo indagará en las próximas horas por el crimen de Rodríguez y la "tentativa de homicidio" de Néstor Romero (34).

El hecho ocurrió cerca de la medianoche del 14 de febrero en las calles 140 y 44, de la localidad de Ranelagh, en el sur del Gran Buenos Aires.

Todo comenzó cuando Romero se acercó a un grupo de cuatro personas que estaba en la vereda bebiendo una cerveza y sin mediar palabra tomó la botella y comenzó a ingerir.

Tras ello, se inició una discusión donde fue agredido por uno de los presentes, que luego fue identificado como el albañil Moreno.

Según las declaraciones de testigos a los efectivos policiales, en medio de la discusión Rodríguez salió en defensa de Romero y recibió una puñada de arma blanca que le produjo un corte en la zona intercostal derecha.

En tanto, Romero recibió dos cortes, uno a la altura del tórax y otro en la muñeca izquierda.

Tras la agresión, Rodríguez fue trasladado al hospital Evita Pueblo donde falleció producto de la herida recibida.

Por su parte, voceros policiales señalaron a Télam que tras el ataque, Moreno fue hasta su casa, que quedaba cerca de donde se encontraba, "agarró un bolso, ropa y se fue", por lo que comenzó a ser intensamente buscado hasta ayer que fue capturado. (Télam)