Un adolescente de 15 años que había ingresado con una herida de bala a un hospital del partido de Avellaneda quedó aprehendido como sospechoso de ser uno de los cinco delincuentes que intentaron asaltar el martes pasado a una mujer policía que había pactado la compra de una motocicleta a través un sitio web y que se resistió a los tiros, informaron hoy fuentes policiales.

El adolescente permanecía esta tarde internado en el Hospital Interzonal General de Agudos “Pedro Fiorito”, con custodia policial, donde aguardan la evolución de su estado de salud tras haber sido herido de un balazo en el estomago.

Según las fuentes, el hecho ocurrió el martes pasado en calle Vicente López al 300, en la Villa Tranquila de la mencionada localidad, cuando una mujer policía junto a su pareja se presentaron en el lugar para concretar la compra de una motocicleta que habían pactado con anticipación con un supuesto vendedor.

Una vez allí, fueron sorprendidos por cinco delincuentes armados con intenciones de robo.

En esas circunstancias, la mujer policía se identificó como tal y extrajo su arma reglamentaria, con la que efectuó dos disparos y los delincuentes huyeron en distintas direcciones hacia los pasillos del mencionado barrio.

Los voceros indicaron que, minutos después, ingresó un joven al hospital Fiorito con una herida de bala en el estómago, quien refería haber sido víctima de un robo en la calle.

Tras realizar las tareas investigativas correspondientes, los efectivos del Grupo Táctico Operativo de dicha jurisdicción lograron establecer que ambos hechos se relacionaban entre si y determinaron que el joven fue uno de los delincuentes que intentó asaltar a la agente policial.

Según informaron las fuentes, en primera instancia, en la causa intervino la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Avellaneda-Lanús, a cargo de María Coronel Olmos, quien dispuso iniciar actuaciones por el delito de “robo agravado por ser en poblado y en banda y por el uso de arma no habida”.

A su vez, la fiscal dispuso el secuestro del arma del personal policial y demás diligencias a cumplimentar.

Al constatarse que en el hecho estaba involucrado un joven menor de edad, los agentes mantuvieron comunicación con la UFI 7 del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, a cargo de Andrea Rodríguez Bagnara, quien, interiorizada de los pormenores del caso, dispuso la aprehensión del imputado por el delito de “robo agravado por ser en poblado y en banda y por el uso de arma no habida”.

(Télam)