Un hombre fue detenido esta noche acusado del crimen de un balazo en el tórax de un joven de 20 años al que le quiso robar su auto, recientemente comprado, junto a un cómplice en el partido bonaerense de La Matanza, informaron fuentes judiciales y policiales.

El sospechoso fue identificado por la Justicia como Lautaro Rodríguez, quien fue capturado en el barrio porteño de Mataderos a bordo de un auto robado horas antes, y es uno de los imputados por el homicidio de Alan Bravo (20).

Voceros judiciales y policiales informaron a Télam que Rodríguez fue detenido en el cruce de las avenidas General Paz y Eva Perón por efectivos de la División de Investigaciones del Robo Organizado de la Policía Federal Argentina (PFA), a bordo de un Volkswagen Gol blanco patente AC520MP, que había sido sustraído horas antes en la zona de Ciudad Oculta.

Asimismo, el imputado vestía una camiseta camuflada de color azul, similar a la que vestía al momento del crimen de Bravo, por el cual era intensamente buscado.

Por este motivo, se dio aviso al fiscal a cargo de la causa, Gastón Duplaa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios Dolosos del Departamento Judicial de La Matanza.

El fiscal Duplaa prevé indagar a Rodríguez una vez que el juez nacional en lo Criminal y Correccional 22, Guillermo Rongo, que instruye la causa por el robo del rodado, autorice el traslado del detenido, añadieron las fuentes consultadas.

Rodríguez se encuentra imputado del delito de “homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego” y “robo agravado por arma de fuego”, cuya pena en expectativa es la de prisión perpetua.

En tanto, continuaban los procedimientos en busca del otro asaltante que participó del homicidio de Bravo.

El crimen ocurrió el sábado pasado, cuando el joven se encontraba en la casa que alquilaba en las calles Pedro Goyena y Las Heras de la localidad de Lomas del Mirador, y fue sorprendido por dos delincuentes que intentaron robarle el auto, que había comprado recientemente.

En esas circunstancias, los asaltantes efectuaron un disparo de arma de fuego que impactó en la zona del tórax de la víctima, y luego se dieron a la fuga.

El informe preliminar de autopsia determinó que el disparo que mató a Bravo ingresó por el tórax con orificio de salida, señalaron las fuentes.

(Télam)