La cuidadora del docente jubilado asesinado el jueves pasado de una puñalada en el tórax su casa de partido bonaerense de Moreno, la cual incendiaron intencionalmente, y su pareja, quedaron detenidas como acusadas del crimen, mientras que para los investigadores el móvil fue robarle a a la víctima de 1.800.000 pesos.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la cuidadora de Gerardo Spinazzola (75) fue vista cargando bolsas a un auto Chevrolet Corsa color verde en la puerta del domicilio del jubilado minutos antes de que la vivienda comience a incendiarse.

"Según reconoció un vecino de la zona, instantes antes del incendio, estaba este auto estacionado en el frente de la casa con el baúl dirigido hacia la casa, mientras esta mujer cargaba varias bolsas al vehículo", explicó un vocero vinculado a la causa.

Con esa información, la fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Moreno, Luisa Pontecorvo, solicitó la detención de la mujer, identificada como Elizabeth Natalia Lara (42), quien fue capturada ayer a la tarde por agentes de la Policía de la Ciudad ya que posee domicilio legal en ese distrito.

En ese contexto, la mujer se negó a declarar ante la fiscal y fue imputada por el "homicidio agravado criminis causa y por alevosía en concurso real con robo agravado por el uso de arma blanca".

Según las fuentes, Lara era la hija del mejor amigo de Spinazzola y la encargada de asistirlo ya que el hombre tenía movilidad reducida, por lo que tenía las llaves del domicilio.

"Los indicios hacen suponer que la víctima conocía a su agresor. La vivienda era una fortaleza. Cuando ingresaron los Bomberos lo hicieron por el portón lateral, el del garaje. No estaba cerrado con llave. La puerta del fondo de la vivienda estaba abierta de par en par", aclaró la fuente consultada.

Por otro lado, voceros judiciales señalaron que el móvil del crimen sería el robo de unos 1.800.000 pesos que la víctima guardaba en un falso fondo de un mueble.

Al respecto, las fuentes revelaron que se logró recuperar parte del dinero, el cual estaba incinerado, mientras que advirtieron que el incendio pudo haber ocasionado "una tragedia mayor".

"La pericia demostró que explotaron unos caños de gas. Afortunadamente no ocasionó un siniestro más grave", reveló un investigador.

De acuerdo a lo reconstruido por los pesquisas, Lara amenazó a Spinazzola para que le dijera donde estaba el dinero, pero el jubilado se negó y fue apuñalado por la espalda.

A su vez, los investigadores estiman que, luego de matarlo, la imputada tomó algunos objetos de valor de la casa, los cargó en bolsas, llamó a un remís y luego prendió fuego la casa.

Parte de tal hipótesis fue respaldada por el dueño del automóvil Corsa verde en el que fue vista Lara el día del hecho, ya que el hombre se presentó ante la fiscalía de Moreno, donde explicó que es remisero, a la vez que brindó la dirección de un domicilio en la localidad de San Fernando al cual se dirigió la pasajera que lo contrató.

Las autoridades constataron que en esa vivienda residía la pareja de Lara, identificada como María Itatí Morales (41), y posteriormente allanaron la casa.

Allí, se recuperaron bolsas con distintos elementos de valor pertenecientes a Spinazzola por lo que Morales fue detenida e imputada como "partícipe necesario" del homicidio.

El hecho fue descubierto el jueves último pasadas las 20, en una casa ubicada en calle Pio XII al 2300 del partido de Moreno, en el oeste del Gran Buenos Aires, donde vivía la víctima.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la investigación comenzó cuando personal de bomberos acudieron a un incendio en el inmueble y tras apagar las llamas hallaron el cadáver del hombre.

En principio, los pesquisas sospecharon de una muerte accidental pero los peritos observaron en la autopsia que Spinazzola tenía de una puñalada en la espalda.

Al respecto, las fuentes confirmaron que Spinazzola falleció por la inhalación de monóxido de carbono, aunque resaltaron que "el desenlace hubiese sido el mismo sin incendio". (Télam)