Dos hombres fueron detenidos hoy en la localidad bonaerense de Ciudadela acusados de integrar una banda de falsos policías que cometió asaltos en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, informó el Ministerio de Seguridad.

Todo comenzó con una investigación iniciada en agosto del año pasado, cuando una organización integrada por nueve personas ingresó a una vivienda de la mencionada ciudad, identificándose como efectivos policiales que cumplían con una orden de allanamiento.

Una vez dentro de la propiedad, los delincuentes maniataron a las víctimas, robaron objetos de valor y escaparon, pero un vecino dio aviso a la Policía de la Ciudad y finalmente todos los asaltantes fueron detenidos.

En su poder, los agentes secuestraron chalecos antibalas, armas blancas, precintos, municiones y otros elementos con la insignia de la Policía Federal Argentina (PFA).

A raíz de este operativo, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 48, a cargo de Javier Sánchez Sarmiento, ordenó al Departamento Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la PFA que continuara con la pesquisa, bajo la sospecha de que la banda tenía ramificaciones, informó el Ministerio de Seguridad.

De esta manera, los investigadores pudieron determinar que otros tres ladrones continuaban cometiendo robos bajo la misma modalidad.

Uno de ellos fue detenido por detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) La Matanza, a raíz de una investigación por asaltos de tipo “entradera”.

Por este motivo, el juez Sánchez Sarmiento exhortó al Juzgado de Garantías 4 de San Martín, a cargo de Alberto Brizuela, para que librara dos órdenes de allanamientos simultáneos en dos domicilios de Ciudadela, para dar con los últimos integrantes de la banda.

Tras las detenciones llevadas a cabo hoy, los uniformados que participaron del operativo secuestraron dos gorras con la inscripción de la Policía de la Ciudad y otra de la PFA, un chaleco antibalas, un correaje táctico con portacargadores, una pistolera y un portaesposas.

También se incautaron de una campera con la insignia de la Policía de la Ciudad, seis teléfonos celulares y otros elementos de interés para la causa.

(Télam)