Dos adolescentes fueron detenidos hoy acusados de haber baleado en el rostro a un niño de 12 años el pasado miércoles cuando intentaron robarle la mochila con la que regresaba desde la escuela a su casa de la localidad bonaerense de Ciudad Evita, partido de La Matanza, informaron fuentes judiciales.

Los sospechosos, de 16 y 17 años, fueron apresados esta madrugada tras ser identificados a través de una cámara de seguridad que captó el momento del ataque y, por su edad, quedaron a disposición del fiscal Emilio Spatafora del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del mencionado distrito.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el fiscal Fernado Garate, quien intervino en la causa en un primer momento, remitió el expediente a su colega tras haberse determinado que ambos acusados tenían menos de 18 años.

El nene que fue baleado había realizado una breve declaración judicial sobre la situación en la que fue abordado por dos delincuentes que le dispararon en el pómulo derecho cuando se encontraba cerca de la avenida Perón al 1500 de Ciudad Evita.

“Declaró que venía caminando, lo tocaron de atrás y enseguida sintió el disparo. Fue todo muy rápido. Encima venía con los auriculares puestos. No llegó a escuchar nada”, afirmó a esta agencia una fuente ligada a la causa.

Los agresores fueron grabados por una cámara de seguridad municipal, en la que se vio que "iban a pie” y que “la mecánica del hecho fue muy veloz”.

“Lo increparon por atrás, como para sacarle la mochila y cuando uno de ellos saca el arma, pareciera que se le escapa el disparo”, afirmó la fuente.

En tanto, el nene seguía recuperándose de sus heridas en el Hospital Italiano de la localidad bonaerense de San Justo, donde “estuvo todo el tiempo consciente”, según contó a Télam Natalia, madre del chico.

El episodio se registró cerca de las 18 del pasado miércoles cuando el niño de 12 años caminaba con su mochila escolar de regreso a su vivienda, situada a tres cuadras del colegio, hasta que fue interceptado por dos delincuentes cerca de la avenida Perón al 1500 en el partido de La Matanza.

En ese momento, los asaltantes dispararon contra el niño, que fue asistido por una comerciante y trasladado al Hospital Balestrini a bordo de una patrulla policial, ya que la ambulancia nunca llegó, tras lo cual fue derivado al Hospital Italiano, aunque en ningún momento corrió riesgo su vida.

Según fuentes judiciales, la "inexperiencia" de los delincuentes provocó que "disparen accidentalmente" contra el niño.

El jueves, al declarar ante los medios de prensa, Natalia dijo que los ladrones “no le robaron nada” a su hijo y consideró que actuaron por "pura maldad".

"Es pura maldad, no puedo entender, le pegan un tiro. Sentí que mi mundo se partió, mi corazón está partido, si bien no me quitaron la vida de mi hijo, nos truncaron los proyectos, es como que ya nada tiene sentido", agregó Natalia. (Télam)