Cuatro policías del Comando Radioeléctrico de la ciudad santafesina de San Lorenzo fueron detenidos hoy por la muerte en custodia de un hombre de 32 años fallecido el viernes tras ser arrestado, informaron fuentes judiciales.

La víctima, Maximiliano Heredia (32), murió entre la noche del jueves pasado cuando fue detenido y la madrugada del viernes, al ser trasladado desde un hospital de San Lorenzo a otro de la localidad de Cañada de Gómez.

Según se determinó en la investigación, Heredia había sido arrestado frente a un comercio cuyo dueño se quejó ante los policías del Comando Radioeléctrico porque lo había amenazado.

"Ese que se va viene todas noches a amenazar, a pedir fiado, espanta a los clientes (…) está drogado todo el día”, dijo el hombre a los policías, según consta en un documento oficial.

La fiscal de San Lorenzo, Melisa Serena, pidió hoy a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) la detención de los cuatro involucrados en el arresto y muerte de Heredia y el secuestro de sus celulares, agregaron los informantes.

Los policías, detenidos en sus domicilios de Álvarez, Helvecia, San Lorenzo y Santa Fe capital, quedaron incomunicados y en los próximos días enfrentarán una audiencia imputativa, dijeron a Télam desde la Fiscalía.

“La calificación legal se preserva hasta el momento de la audiencia”, añadió la fuente consultada.

Paralelamente, hoy se realizó la autopsia del cuerpo de Heredia en el Instituto Médico Legal de Rosario bajo el Protocolo de Minnesota –que se emplea para casos de muertes en custodia de alguna agencia del Estado- para determinar la causa del fallecimiento.

La Subsecretaría de Control Institucional del Ministerio de Seguridad santafesino pasó a disponibilidad el martes pasado a los cuatro policías, identificados como Rodolfo Muller, Adrián Ferreyra, Rodrigo González y Walter Acuña, e inició un sumario administrativo para determinar sus posibles responsabilidades, dijeron a Télam desde el organismo.

Según el acta policial del procedimiento, Muller y Ferreyra entrevistaron a Heredia, quien se resistió y salió corriendo.

El hombre fue atrapado a los pocos metros y, de acuerdo a la versión policial plasmada en el documento, se produjo “un forcejeo”.

Finalmente fue arrestado y con apoyo de González y Acuña trasladado a la sede del Comando Radioeléctrico de San Lorenzo, donde “se descompensó”, por lo que fue llevado al hospital local.

A pesar de que el acta policial señala que desde el centro de salud informaron que Heredia estaba estabilizado, en la madrugada del viernes fue trasladado al hospital “San José” de Cañada de Gómez, a 80 kilómetros de donde estaba, y al que llegó muerto. (Télam)