Cuatro personas fueron detenidas acusadas de adulterar celulares robados para luego revenderlos, durante un operativo en el que se clausuraron varios locales del barrio porteño de Constitución, entre ellos uno en el que funcionaba un laboratorio para alterar los equipos, informaron hoy fuentes policiales.

El procedimiento estuvo a cargo de efectivos de la Policía de la Ciudad que inspeccionaron un total de siete locales de la zona y detuvieron a cuatro personas, tres hombres y una mujer, todos mayores de edad.

Además secuestraron teléfonos de distintas marcas y modelos, todos con distintos impedimentos legales y utilizados para el armado y desarme de otras unidades.

Los voceros dijeron que en uno de los comercios, ubicado en la calle Salta al 1700, se detectó un laboratorio con instrumental para adulteración de teléfonos celulares, utilizado para modificar equipos que anteriormente fueron robados.

Los inspectores de la Agencia Gubernamental de Control que participaron de los procedimientos, clausuraron cuatro locales tras hallar distintas irregularidades en la habilitación e incautaron herramientas especializadas para el desarme de celulares robados, que eran reacondicionados para ingresarlos nuevamente en el mercado. 

Por orden del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Número 3, a cargo de Daniel Rafecas, los detenidos fueron notificados por incumplimiento a los artículos 258 y 259 del Código Penal. (Télam)