Un laboratorio clandestino de drogas sintéticas fue descubierto en las últimas horas en un domicilio del barrio porteño de San Nicolás, donde se hallaron más de cuatro kilos de metanfetaminas y un poderoso alucinógeno conocido como "droga zombie", informaron hoy fuentes judiciales.

En la investigación, a cargo de la Unidad de Flagrancia del Ministerio Público porteño, intervino el auxiliar fiscal Horacio Peix, quien participó de un allanamiento realizado en una vivienda del barrio de San Nicolás, donde se halló un laboratorio clandestino de sustancias sintéticas, entre las cuales había metanfetaminas, éxtasis y metilona, un poderoso alucinógeno conocido como la "droga zombie".

El operativo contó con la intervención de personal de la División Investigaciones Criminales de la Policía de la Ciudad, que secuestró más de cuatro kilos de drogas y diversos elementos de laboratorio asociados a su producción.

Además, los efectivos detuvieron a una persona que estaba en el lugar, que quedó imputada.

Entre lo secuestrado, se encontraron dos bolsas que contenían más de un kilo de cristal de metanfetamina, cuatro bolsas con más de 1,6 kilos de metilona en polvo, un recipiente de metal tipo hielera con más de 1,3 kilos de MDMA también en polvo, dos pastillas de éxtasis, otra bolsa con sustancias, tres teléfonos celulares y tres balanzas de precisión, entre otros elementos.

Además, se hallaron varios frascos medidores, precipitadores, probetas y mangueras de uso en laboratorios, así como anotaciones varias de interés para la investigación.

El allanamiento fue ordenado por el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 13, a cargo de María Lorena Tula del Moral, en base a la investigación previa que llevara a cabo la Unidad de Flagrancia Este, junto a la División Investigaciones Criminales de la Policía de la Ciudad.

(Télam)