Cuatro personas fueron detenidas tras nueve allanamientos, acusadas de integrar una banda que se dedicaba a traficar estupefacientes, mayormente cocaína, ocultos dentro de tubos de Gas Natural Comprimido (GNC) y que operaba en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Salta, informaron hoy fuentes oficiales.

La investigación, llevada a cabo por personal de Gendarmería Nacional, comenzó en enero último tras el secuestro de unos 32 kilos de cocaína que fueron hallados dentro del tubo de GNC de un auto Fiat Cronos durante un operativo de rutina en la ciudad santafesina de Rosario.

A lo largo de cuatro meses, mediante tareas de inteligencia, los efectivos descubrieron el funcionamiento de una banda narcocriminal dedicada al abastecimiento de droga desde la provincia de Salta hacia las de Córdoba y Santa Fe, cuyo modo de operar era coincidente con el hecho que dio inicio a la investigación, dijeron las fuentes.

En los últimos días, la Justicia de Córdoba -donde tramita la causa- dispuso el allanamiento de seis domicilios en esa provincia, dos en Santa Fe y uno en Salta, en donde se efectuó la detención de cuatro miembros de esa red delictiva.

Si bien no trascendieron las identidades de los detenidos, las fuentes aseguraron que uno de ellos debía cumplir prisión domiciliaria en el marco de otra causa por estupefacientes.

"Uno de los hallazgos que se le imputa a la organización fue el de un vehículo que contenía 5 kilos 275 gramos de cocaína dentro de un tubo de GNC, el cual se logró detectar con colaboración de escáner perteneciente a AFIP-DGA", destacó una fuente de la pesquisa.

Además, como resultado de las inspecciones se decomisó cerca de 12.500 dólares, 391.000 pesos, armas, cocaína, cinco vehículos, una moto, dispositivos tecnológicos y documentación de interés para la causa. (Télam)