La defensa de uno de los imputados juzgados en el marco de la causa conocida como "Bobinas Blancas", iniciada en 2017 con el hallazgo de casi dos toneladas de cocaína en un depósito ubicado en el parque industrial de Bahía Blanca, llevó hoy a cabo el acto de dúplica y recalcó su "inocencia", informaron fuentes judiciales.

En el marco de la audiencia expuso Roxana Piña, quien junto a su colega Sebastián Le Bourgeois, patrocina a Emmanuel García, de 41 años, un operador de Bitcoins acusado de lavar dinero producto de la actividad ilegal de la presunta banda, integrada entre otros por tres ciudadanos mexicanos.

Los argumentos fueron expuestos ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) bahiense, integrado por los jueces Pablo Ramiro Díaz Lacava, Pablo Esteban Larriera y Pablo Alejandro Candisano Mera, de manera virtual.

"Emmanuel García nos confió su defensa y nosotros creemos en su inocencia", sostuvo Piña al indicar que cuando "las acusaciones mencionan pruebas que no existen o que no constan en el expediente para imputar a un inocente en un delito, cuya pena admite la prisión efectiva, no podemos permitir ni podemos soslayar que tal afirmaciones son falsas y que no se corresponden con la realidad".

Piña agregó además que "se citaron cada una de los ejemplos para demostrar técnicamente cual nula es la acusación".

También expresó que "García como imputado es el único que no está obligado a decir la verdad con lo cual sus dichos de ser ciertos o falsos deben ser probados y así también lo reconocieron los acusadores".

"Emmanuel García dijo que se juntó en varias ocasiones con algunos de los aquí imputados y dijo también aquí que no realizó transacciones, ergo para afirmar lo que se hizo o no se hizo en aquellas ocasiones debe probarse", agregó.

Piña dijo además que "los únicos testigos, que además son los policías que realizaron la investigación, dijeron aquí y en la instrucción que no pudieron siquiera constatar esos encuentros".

Tras finalizar la etapa de las dúplicas el presidente del TOF, Díaz Lacava, dispuso un cuarto intermedio para el 3 de septiembre, día en el que se escucharan las últimas palabras para luego realizar una deliberación.

"En la medida que podamos hacerlo daremos el veredicto en la misma jornada o qué medidas tendremos que adoptar en relación", dijo el magistrado.

En el marco del expediente se encuentran imputadas siete personas, entre ellas tres ciudadanos mexicanos para quienes el fiscal pidió condenas de entre 5 y 15 años de prisión.

Se trata de los mexicanos Gilberto Acevedo Villanueva (33), Jesús Madrigal Vargas (33) y Max Rodríguez Córdova (48), detenidos en el complejo Federal 1 de Ezeiza.

También están acusados Darío Maximiliano Cuello (33); su hermano, Marcelo Rafael Cuello (47) y Amílcar Darío Martino (61).

En los alegatos el fiscal federal Gabriel González Da Silva había pedido 15 años de prisión para Rodríguez Córdova y 14 para Villanueva y Vargas por considerarlos coautores penalmente responsables del delito de "tráfico de estupefacientes".

En tanto que para los Cuello solicitó 5 y 6 años de prisión por considerarlos partícipes secundarios.

Según se indicó, el fiscal pidió también 6 años de prisión para Martino, mientras que para García reclamó una pena de 8 por el "delito de lavado de activos de origen ilegal reiterado en cinco oportunidades y una multa de hasta ocho veces el valor del producto que obtuvo del negocio ilegal".

En el marco de la investigación también estuvo imputado Rodrigo Alexander Naged Ramírez, nacido en Colombia pero de nacionalidad mexicana, quien fue asesinado junto a su hijo en el 2018 en un departamento del barrio porteño de Belgrano.

La causa comenzó el 14 de marzo del 2017 a partir de una nota remitida por la Drug Enforcement Administration (DEA) norteamericana a la División Operaciones Federales de la Policía Federal Argentina (PFA) que alertaba sobre una operación de narcotráfico en Argentina.

A partir de las tareas investigativas, especialmente del entrecruzamiento telefónico, el 18 de junio del mismo año fueron secuestrados 1.375,89 kilos de cocaína adentro de ocho bobinas de acero que había en un galpón en el Parque Industrial de Bahía Blanca, y otros 486,28 kilos dentro de bolsas de arpillera en un galpón en la localidad mendocina de Perdriel.



(Télam)