Dalma y Gianinna Maradona, dos de las hijas del fallecido Diego Armando Maradona, denunciaron penalmente hoy al abogado Matías Morla por el delito de defraudación por administración fraudulenta, al acusarlo de apropiarse de la marca de su padre en base a “la traición, la deslealtad, la infidelidad y el abuso de poder”, informaron fuentes judiciales.

La presentación en la que denuncian la presunta apropiación por parte de Morla de la "marca Maradona" fue realizada hoy en los Tribunales porteños por los abogados patrocinantes de las dos hijas del capitán del seleccionado argentino de fútbol en el Mundial de México 86, y en los próximos días deberá sortearse un juzgado criminal y correccional para que inicie la investigación.

Según consta en la denuncia realizada por Dalma y Gianinna, a la que tuvo acceso Télam, “la esencia del delito que ha cometido el imputado radica precisamente en la traición, la deslealtad, la infidelidad y el abuso de poder de hecho y jurídico” que Diego “había depositado en él y que le había concedido sobre su patrimonio”.

“Podría decirse que Morla actuó como un verdadero administrador de un patrimonio ajeno o que lo tuvo a su cargo por extensísimas facultades, de hecho al inicio de la relación, después jurídicas, en razón del otorgamiento a su favor de un amplio poder en el año 2016”, señala el escrito en el párrafo siguiente.

En otro tramo de la denuncia, Dalma y Gianinna aseguran: “Resulta indudable que Morla perjudicó y muy gravemente los intereses que nuestro padre le había confiado. Pues allí donde estaban en su patrimonio las distintas marcas de su exclusiva titularidad, luego de la gestión de su manejo a cargo del imputado dejaron de estarlo”.

“En definitiva, la actuación de Morla representa un caso paradigmático de traición, deshonestidad y abuso, que merece y debe ser castigado con todo el peso de la ley”, dijeron.

Ambas hijas de Maradona reconocen en la presentación la posibilidad de “que hayan existido quehaceres comerciales llevados adelante por Morla que le generaran” a su padre “ganancias o beneficios económicos”, pero lo que atañe a la denuncia es lo que “se relaciona con las marcas que eran de exclusiva propiedad y titularidad del “10”, y que “desaparecieron o se esfumaron de su patrimonio”, luego de la gestión del abogado.

“El quebranto que aquí importa es que antes o durante la gestión de Morla, nuestro padre tenía sus marcas en su patrimonio y terminado el vinculo no están más”, afirman.

“Morla se negó a rendir cuentas de su actuación como responsable del manejo de parte del patrimonio de nuestro padre y las rindió falsamente, al negar haber actuado como tal, alegando que lo hizo solo como representante de Sattvica S.A, lo que la propia documentación refuta”, refieren Dalma y Gianinna, tras lo cual añaden: “Vaya botín, de incalculable valor económico por la trascendencia mundial que tuvo y por siempre tendrá nuestro padre”.

Maradona murió a los 60 años el 25 de noviembre de 2020 al mediodía, en una casa que su familia había alquilado en el barrio privado San Andrés, de Tigre, a dos semanas de su externación de la Clínica Olivos, donde había sido sometido a una neurocirugía por un hematoma subdural en el cerebro.

La autopsia determinó que murió como consecuencia de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y descubrieron en su corazón una "miocardiopatía dilatada".

De acuerdo con los resultados de los estudios toxicológicos realizados, Maradona no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo, aunque sí detectaron psicofármacos.

(Télam)