Cuatro jefes comunales del interior de Tucumán fueron denunciados por una médica que asegura que recibieron de manera irregular la vacuna contra el coronavirus con el supuesto argumento de que se inmunizaron "para no tirar las dosis".

Se trata de los delegados comunales de Taco Ralo, Claudia Ferrari; de La Madrid Héctor Elías Soria Chanta; de Capitán Cáceres, Carlos Jiménez; y de Ranchillos, Luis Horacio Del Campo, quienes tienen entre 42 y 50. La acusación fue realizada por la jefa de Infectología del Hospital Regional de Concepción, Adriana Bueno.

Los jefes comunales no están incluidos en ningún grupo de riesgo y afirman que se aplicaron las dosis para "no tirarlas", ya que justificaron que tras abrir los viales, sobraba una aplicación y no hallaron ningún vecino para dársela. La provincia de Tucumán comenzó la vacunación de personas mayores de 60 años a fines de marzo pasado.

Hasta el momento, según los datos del Monitor Público de Vacunación del Ministerio de Salud de la Nación, el distrito gobernado por Juan Manzur recibió un total de 310.150, de las cuales aplicó 237.548: 183.959 del primer componente y 53.589 del segundo. En lo que respecta a la situación epidemiológica frente al coronavirus, en las últimas 24 horas se registraron 915 casos positivos, lo que elevó a 100.959 la cifra de contagios desde la llegada del COVID al país. PT/KDV NA