Cuatro hombres fueron baleados durante esta madrugada en el barrio Libertad de la ciudad balnearia de Mar del Plata, se encuentran internados fuera de peligro y se investigan las causas que desencadenaron la agresión.

Los heridos fueron asistidos en el Hospital Interzonal de Agudos (HIGA) de la mencionada ciudad bonaerense y, según informó La Capital, no aportaron información acerca de lo sucedido, mientras que se indicó que tres son parientes entre sí y se habrían enfrentado con el otro herido, un joven de 21 años, por motivos que se intentan esclarecer.

En tanto, el medio marplatense señaló que tres de los hombres son de una familia conocida en el barrio Libertad porque algunos de sus integrantes estuvieron en conflicto con la ley y los sujetos dieron versiones exculpatorias que no coinciden entre sí, mientras que se negaron a colaborar con la investigación que está a cargo de la fiscal Florencia Salas.

La primera versión, reconstruida en base a los pocos testimonios de los heridos y las pruebas recolectadas, indica que a la madrugada de este lunes el personal de la comisaría sexta fue alertado por un llamado al 911 en el que denunciaban que en Rejón al 7800, barrio Libertad, un hombre había recibido un disparo.

Una vez en el lugar entrevistaron a la víctima, de 21 años, quien presentaba una herida de arma de fuego en su pie izquierdo y aseguraba que se encontraba en su casa cuando fue sorprendido por aproximadamente cuatro hombres que lo acusaban de haber apuñalado a una persona en una fiesta en Strobel y 192.

El joven relató que se vio obligado a luchar contra los agresores y recibió un disparo en la pierna y, si bien se negaba a ir hasta el centro de salud, los policías le explicaron que por protocolo debía ser trasladado al hospital, por lo cual fue llevado con una ambulancia del SAME.

Paralelamente a esta situación, tres hombres, de 23, 28 y 31 años, ingresaron por sus propios medios al Hospital Interzonal, todos ellos parientes entre sí y con heridas de arma de fuego, mientras que junto a ellos iba un adolescente de 16 años, que había sido apuñalado en el codo y muslo.

Los heridos solo informaron que habían sido atacados en una fiesta en Strobel y 192, misma dirección aportada por el joven baleado y fueron entrevistados por la policía, pero se mostraron reticentes a aportar mayores detalles.

Desde el centro asistencial informaron que las heridas que sufrieron fueron en las piernas y que todos se encuentran fuera de peligro, mientras que el hecho se encuentra en plena investigación y, ante la falta de claridad, inicialmente fue caratulado como "averiguación de ilícito"

SOC/KDV NA