Un patrullero de la policía bonaerense concurrió al country de la localidad de Canning donde vive el futbolista Sebastián Villa la madrugada en la que se produjo el presunto abuso sexual contra una joven, y permaneció en el lugar hasta la mañana del día siguiente, según el oficio que contestó el Ministerio de Seguridad provincial y que fue incorporado al expediente.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que en las últimas horas la fiscal Verónica Pérez y su adjunta Vanesa González, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucciones (UFI) 3 Especializada en Violencia Familiar y de Género, Abusos Sexuales y Delitos Conexos a la Trata de Personas de Lomas de Zamora, recibieron los oficios que habían solicitado la semana pasada y ya fueron incorporados a la causa.

Uno de esos oficios había sido dirigido al Ministerio de Seguridad bonaerense para que informe si la noche del 26 de junio o la madrugada del 27 había concurrido un patrullero al country "Venado II", de Canning, por una denuncia por abuso sexual.

Según las fuentes, el ministerio respondió que efectivamente esa noche se dirigió al lugar un móvil policial debido a una llamada solicitando la presencia de efectivos y que el patrullero se quedó en el lugar hasta las 7 de la mañana del día siguiente, aunque no hace mención a si ingresó hasta la casa del futbolista o si únicamente se quedó en la puerta del barrio privado.

Ahora, según los voceros consultados, la fiscalía podrá pedir que se les informe quiénes eran los policías que ocupaban ese patrullero para poder citarlos a declarar. (Télam)