La Justicia de Mar del Plata confirmó hoy la prisión preventiva del policía bonaerense acusado de matar de un disparo en el pecho al adolescente Luciano Olivera, el último 10 de diciembre, en la localidad balnearia de Miramar, informaron fuentes judiciales.

El fallo de la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal del citado distrito recayó sobre el efectivo Maximiliano Abel González (25), acusado del delito de "homicidio triplemente agravado por haber sido cometido por miembro de una fuerza de seguridad, mediante el empleo de armas de fuego y con alevosía", el cual prevé en un futuro juicio oral la prisión perpetua. (Télam)