Un exconcejal de la localidad salteña de Salvador Mazza fue condenado hoy a la pena de 14 años y tres meses de prisión en el marco de una causa por el transporte de 267 kilos de cocaína, informaron fuentes judiciales.

La decisión del Tribunal Oral Federal (TOF) 2 de Salta recayó sobre Mauricio Gerónimo, quien había permanecido prófugo durante casi cuatro años.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los jueces Abel Fleming, Gabriela Catalano y Domingo Batule condenaron al exconcejal de Salvador Mazza a 14 años y tres meses por el delito de "transporte de estupefaciente agravado por el número de personas intervinientes, en grado de coautor".

Además, el TOF 2 ordenó el decomiso de un camión con acoplado marca Mercedes Benz, una camioneta Ford Ranger, otra Fiat Fiorino, una Mitsubishi, y un automóvil Toyota Corolla, además de otros elementos como teléfonos celulares y satelitales, y la suma de 521.010 dólares, secuestrada a Jesús Gerónimo, hermano del exconcejal.

La condena se escuchó en la última audiencia del juicio, que comenzó con las palabras finales del acusado, quien agradeció a los jueces por resguardar su derecho de defensa y reconoció haber cometido muchos errores.

No obstante, aseguró no formar parte de “ninguna organización criminal”, tras lo cual desacreditó los testimonios de muchos testigos y afirmó: “Me robaron 1987 días de mi vida”, al hacer referencia al tiempo que lleva detenido.

La pena impuesta fue levemente menor a la solicitada por la fiscalía, a cargo de Carlos Amad, quien había requerido 14 años y 8 meses de cárcel para Gerónimo.

En su alegato, el funcionario judicial había encuadrado la conducta del hombre como “coautor”, con lo que tomó distancia de la solicitud de los abogados de la querella, Miguel Mogrovejo y Javier Jara, en representación de la Unidad de Información Financiera.

Jara y Mogrovejo consideraron que el acusado era el “organizador” del transporte de la cocaína, desarticulado el 14 de febrero de 2016, a raíz de una investigación dirigida por el fiscal federal Ricardo Toranzos.

Esta mañana, al dar a conocer su veredicto, los jueces desecharon la figura de “organizador” y coincidieron con la de “coautor”.

La sentencia de hoy avanzó en el juzgamiento de la organización, dado que Gerónimo estuvo prófugo durante cuatro años.

El 5 de septiembre de 2018, el TOF 1 de Salta condenó a Sergio Velarde, Alejandro y Rubén Maurín a la pena de 14 años de prisión, mientras que José Melgarejo, Rubén Velarde y Francisco Escudero recibieron una pena de 12 años.

Jesús Gerónimo, hermano del entonces concejal, fue penado a 9 años de cárcel, todos por el delito de "transporte de estupefacientes agravado".

Concluida la parte resolutiva del veredicto, Mauricio Gerónimo, quien siguió la audiencia desde la Unidad Carcelaria 7 de Resistencia, en Chaco, pidió quedar excluido de la exposición de los fundamentos por sentirse mal de salud, lo que fue admitido por el tribunal, ya que su abogado defensor, Lucas Bianco, quedó conectado.

“Hemos hecho un análisis profundo y propio de toda la prueba en el debate, llegando a la misma conclusión de limpieza y regularidad en todo el proceso, incluido desde el inicio de la investigación”, señaló el tribunal respecto de los cuestionamientos a la pesquisa formulados por la defensa.

En cuanto al hecho, los jueces validaron los argumentos expuestos por el fiscal respecto a que la participación vital de Gerónimo en el transporte de 267 kilos de cocaína en el camión con acoplado, que salió de una finca del departamento de Anta y fue detenido en la ruta nacional 16, a 5 kilómetros de la localidad chaqueña de Taco Pozo.

En sus alegatos, Amad recordó que la cocaína iba en un camión conducido por Melgarejo, mientras que Rubén Maurín iba de escolta, a bordo de una camioneta Ford Ranger, y Gerónimo logró escapar en una camioneta Fiat Fiorino, tras lo que permaneció prófugo durante casi cuatro años y fue detenido en Bolivia, en 2019.

El ahora condenado, que es técnico en Economía y solo estuvo dos meses como integrante del Concejo Deliberante de Salvador Mazza, fue apresado mientras preparaba su fiesta de cumpleaños en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, donde residía con una identidad falsa, dijeron los investigadores en aquel momento.

Los hermanos Velarde y su tío Escudero tuvieron a cargo el rol de alquilar el campo donde cayó la droga y el acondicionamiento del estupefaciente en el camión, mientras que Jesús Gerónimo fue detenido cuando se preparaba para la fuga, en una casa de la localidad de El Carril.

En esta misma causa, el empresario boliviano Wilson Maldonado Balderrama (65), dueño de hipódromos en su país y dedicado a la cría de caballos, fue detenido en enero pasado en Santa Cruz de la Sierra, acusado de ser el jefe de la banda.

En el operativo denominado “Febrero Blanco”, que logró el secuestro del cargamento de 267 kilos de cocaína, se descubrió la particularidad de que los panes de droga hallados tenían un sello en el frente con una "W". (Télam)