Dos hombres fueron condenados hoy por haber asesinado al sereno de una obra en construcción al que atacaron con una cadena y con un hacha para asaltarlo en el barrio Entre Aguas III de la ciudad rionegrina de General Roca, en diciembre del 2020, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Andrés Estrada y Maximiliano Espinoza, quienes fueron condenados por un tribunal de General Roca, acusados del homicidio de Sergio Isidro Navarrete, un expolicía que en ese momento realizaba tareas de sereno en una obra en construcción.

Según se informó el homicidio ocurrió en el marco de un robo que los acusados intentaron realizar utilizando una "cadena y un hacha", elementos con los que atacaron a la víctima de noche y con el modo "sorpresa", y causaron una gran cantidad de lesiones que le provocaron la muerte.

La condena de los jueces Fernando Sánchez Freytes, Oscar Gatti y Gastón Martín fue superior a la pena de 10 años que habían solicitado los abogados defensores y la fiscalía.

En tanto, el Tribunal declaró "procesalmente improcedente" la pena de 15 años de prisión que había solicitado la parte querellante en la audiencia de cesura, puesto que el límite máximo de 12 años de cárcel había sido establecido por las mismas partes en la audiencia de control de acusación.

Es que según establece el Código Procesal Penal de Río Negro, en la audiencia de control de acusación se define la competencia del Tribunal que juzgará un caso "si la pretensión punitiva que se anticipa va de 3 a 12 años de prisión".

Click to enlarge
A fallback.

En tanto, "si la parte acusadora anuncia que pretende menos de 3 años de prisión por un delito, la competencia para el juicio será de un tribunal unipersonal", señala el código.

En ese marco, "la pena de 15 años solicitada por la querella es improcedente, pues en la audiencia de control de acusación reclamaron un tribunal profesional y no un jurado", y también se argumentó que "no iban a reclamar más de 12 años de prisión", señaló el Tribunal cuando fundamentó la pena. (Télam)