Un hombre fue condenado en un juicio abreviado a la pena de cuatro años y dos meses de prisión por vender droga al menudeo en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, informaron hoy fuentes judiciales.

El fallo del Tribunal en lo Criminal (TOC) 3 del Departamento Judicial de Bahía Blanca, integrado de manera unipersonal por Daniela Fabiana Castaño, recayó sobre Jonathan Andrés Julio, quien fue hallado culpable del delito de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas directamente para su consumo".

Los voceros indicaron a Télam que, según la investigación realizada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 19 del mencionado Departamento Judicial, el condenado comercializó cocaína, en dosis fraccionadas destinadas a potenciales consumidores, al menos entre el día 27 de marzo de 2019 y el 1 de abril de 2019.

A su vez, durante la investigación quedó probado que esta misma persona tuvo en su poder cocaína fraccionada en tres envoltorios de nylon con fines de comercialización, la cual fue hallada en el interior de una mochila el 2 de abril de 2019 por personal del Comando de Patrullas de dicha jurisdicción en calle Vélez Sarsfield al 3900 de la mencionada localidad.

Según indicaron las fuentes, la causa tuvo su origen a partir de un procedimiento de identificación vehicular, donde personal policial interceptó a una motocicleta en la que circulaban un hombre y una mujer, quienes se pusieron muy nerviosos ante la presencia de los efectivos.

Ante esa situación, los policías solicitaron que mostraran el contenido de sus pertenencias y encontraron varios envoltorios de cocaína, además de secuestrar sus teléfonos celulares.

Asimismo, los efectivos constataron que la moto en la que transitaban tenía un pedido de secuestro activa desde noviembre del 2018, detallaron las fuentes.

A partir del análisis de los dispositivos secuestrados, los investigadores lograron establecer que ambos aparatos estaban asociados a la cuenta de Gmail de Julio, con una imagen de un atado de cigarrillos armados de marihuana y un envoltorio transparente conteniendo idéntica sustancia, sumado a numerosas conversaciones de texto y audios donde se lo vincula con la actividad ilícita.

Según el fallo al que accedió Télam, a la hora de calificar los hechos, el TOC 3 valoró como agravante los antecedentes penales que registraba el imputado. (Télam)