Un hombre fue condenado hoy a 11 años de prisión por matar a otro de un escopetazo en la cabeza durante una discusión ocurrida en julio de 2020, en la localidad salteña de Morillo, informaron fuentes judiciales.

El fallo de la Sala II del Tribunal de Juicio de Tartagal, Anastasio Vásquez Sgardelis, recayó sobre Elvio Alejandro Maza (39), quien fue hallado culpable del "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" de Marcos Leoncio Paz.

El crimen ocurrió el 30 de julio de 2020, cuando Paz se encontraba reunido con familiares, en una vivienda del paraje denominado El Campamento, ubicado a 20 kilómetros de la localidad de Coronel Juan Solá, también conocida como estación Morillo, en el norte salteño.

Hasta allí llegó el ahora condenado, en estado de ebriedad y, tras mantener una discusión, tomó una escopeta con la que le disparó en la cabeza a la víctima, quien murió en forma prácticamente instantánea.

El propietario del inmueble fue testigo presencial del hecho y declaró que antes del disparo él les había recriminado que estaban bebiendo en exceso.

En el fallo, Sgardelis ordenó que Maza permanezca alojado en la Alcaidía de Tartagal y que sea registrado en el Banco de Datos Genéticos correspondiente.

Por su parte, el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Gonzalo Vega, había solicitado una pena de de 14 años para Maza; mientras que la representación legal del hombre requirió una de 4 por considerar que se trató de un exceso en la legítima defensa. (Télam)