Un exjefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas de la Policía de Santa Fe fue condenado hoy a 10 años de prisión por tráfico de estupefacientes en un juicio oral realizado en Rosario en el que también recibieron sentencia otras 9 personas, entre ellas otro policía de esa provincia que tenía vínculos con la narcobanda "Los Monos", informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Oral Federal en lo Criminal 3 de Rosario, integrado por jueces Eugenio Martínez, Osvaldo Facciano y Ricardo Vázquez, condenó a Alejandro Miguel Druetta a la pena de 10 años de cárcel, al considerarlo "partícipe necesario" del tráfico de estupefacientes.

Los jueces también condenaron a 7 años de cárcel al policía Juan Delmastro, también como "partícipe necesario", y a Ignacio Actis Caporale, alias “Ojitos”, a la pena de 9 años y 6 meses de prisión como "organizador" de la misma banda.

Actis Caporale es un joven de clase media que según la investigación vendía drogas “en el centro” de Rosario y en fiestas electrónicas, a la vez que le pasaba datos de competidores a los policías Druetta y Delmastro para que realizaran “procedimientos positivos”.

Para el fiscal juicio, Federico Reynares Solari, al menos en cinco causas quedó probado que los policías “embagallaban” a los detenidos, lo que en la jerga se conoce como “plantar” la droga.

También fueron condenadas otras siete personas ligadas a la banda de “Ojitos”, entre ellas su padre Jorge Actis Caporale, que recibió una pena de tres años en suspenso y quedó en libertad, precisaron las fuentes.

La banda de Actis Caporale fue desarticulada en varios allanamientos en septiembre de 2012 pero el joven eludió la acción de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) por un aviso del suboficial Delmastro, que le avisó de los procedimientos mientras el narco volvía de un viaje a Colombia con su novia, según se ventiló en el juicio oral.

Tras permanecer prófugo cuatro años, “Ojitos” fue detenido por la PSA en diciembre de 2016 en el autódromo de la ciudad de Buenos Aires, cuando estaba por largar una carrera automovilística bajo el seudónimo de “Alex Aqua”.

Durante el proceso, Actis Caporale se acogió a la ley del imputado colaborador y declaró que el jefe de la organización no era él sino el policía Druetta, la máxima autoridad de Inteligencia en la zona sur de Santa Fe de la policía antinarcóticos.

En una de sus declaraciones en el juicio, Actis Caporale dijo que “la Policía de Santa Fe era el ente regulador del narcotráfico” mientras él estuvo activo como vendedor de drogas.

También dio precisiones acerca de cómo “se habilitaba un búnker” de venta de estupefacientes y reconoció como suya una escucha en la que habla con otro narco para hacer “una vaquita” para “pintar la Brigada de Inteligencia” de la Policía rosarina.

Si bien los fundamentos no se dieron a conocer, en su sentencia el Tribunal condenó al excomisario Druetta como “partícipe necesario” del tráfico de drogas en modalidad de comercio, y no como organizador, que era el rol que le otorgó el imputado arrepentido.

En cambio, los jueces consideraron que fue Actis Caporale el organizador de la venta de drogas, pero le redujeron la pena a 9 años y 6 meses por su colaboración, señala la sentencia.

El otro policía involucrado, “Tiburón” Delmastro, fue condenado a 7 años de cárcel.

En abril de 2018 recibió una pena a 6 años y 6 meses de prisión por su complicidad con la narcobanda rosarina “Los Monos”, en el juicio oral que condenó a la cúpula de esa organización criminal.

Dos años antes había sido recibido igual monto de pena por su participación en el crimen de una joven baleada en un búnker de venta de drogas, que él había “habilitado” a atacar ante un pedido de uno de los jefes de “Los Monos”. (Télam)