Un joven de 23 años fue condenado hoy a prisión perpetua por el femicidio de su pareja, quien fue hallada asesinada con signos de haber sido asfixiada en junio de 2019 en una vivienda de la zona norte de la capital salteña.

"Es un consuelo muy grande saber que el causante de la muerte de mi hija estará encerrado por un buen tiempo", expresó a Télam Marta Rioja, la mamá de Gimena Sofía Bernasar (24), que el 22 de junio de 2019 fue encontrada muerta en el interior de la habitación en la que vivía, en un inquilinato de la zona norte de la capital provincial.

El juez de la Sala III del Tribunal de Juicio, Pablo Farah, condenó esta tarde a José Humberto Nieva a la pena de prisión perpetua por ser autor del delito de "homicidio doblemente calificado por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género".

El magistrado también condenó a su primo, Pablo Maximiliano Nieva (27), a la pena de tres años y seis meses de prisión efectiva, como autor de los delitos de "encubrimiento agravado y falso testimonio en concurso ideal", y fue detenido una vez finalizada la audiencia.

Los dos jóvenes serán alojados en la cárcel penitenciaria local.

En tanto, Ruth Alejandra Loayza (29) cumplirá la pena de tres años de prisión de ejecución condicional, por "encubrimiento agravado y falso testimonio en concurso ideal".

"Fue muy doloroso ver fotos, revivir la autopsia y escuchar los audios que Humberto le mandaba a mi hija, la manera en que la trataba", expresó Rioja, al contar como fue transitar este juicio, que comenzó el 6 de septiembre, al tiempo que destacó que está conforme porque la pena fue "la que pedíamos".

Según el fallo de Farah, Loayza deberá cumplir una serie de normas, como fijar domicilio y someterse al control del Patronato de Presos y Liberados, al tiempo que tiene prohibido el acercamiento y cualquier tipo de contacto con los familiares de la víctima.

Tampoco podrá consumir sustancias estupefacientes ni abusar de la ingesta de bebidas alcohólicas y deberá someterse a tratamiento psicológico.

Esta mañana, el juez escuchó en el Salón de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial de Salta, los alegatos de las partes, en cuyo marco la fiscal penal de la Unidad de Femicidios, Mónica Poma, solicitó la máxima pena para José Humberto Nieva, mientras que para Pablo Nieva solicitó cuatro años de prisión efectiva, mientras que para Loayza solicitó tres años y medio de prisión efectiva.

A su turno, la querella, ejercida por los abogados Pablo Del Pino y Juan Pablo Ochoa, de la Fundación Cintia Fernández, también solicitó prisión perpetua para el principal acusado como autor del delito de "homicidio triplemente calificado", mientras que para su primo y Loayza solicitó cinco y cuatro años respectivamente.

En tanto, la defensora oficial Martha López pidió que José Humberto Nieva sea absuelto por el beneficio de la duda, mientras que Juan Domingo Erazo requirió para Pablo Nieva y Loayza la absolución.

Tras los alegatos, los tres acusados hicieron uso de la palabra e insistieron en su inocencia.

"No quiero dejar de agradecer a los doctores Del Pino y Ochoa, de la Fundación Cintia Fernández y obviamente a su presidenta, Ana Fernández, que hicieron un trabajo increíble", expresó Rioja.

Por su parte, Ana Fernández manifestó a Télam que el objetivo de la fundación que preside es "tratar de hacer un buen trabajo de acompañamiento jurídico y saber lo importante que significa eso para la familia de las víctimas".

"Al dolor, la ausencia los llevamos de por vida. Es una pérdida inesperada, irreparable, y solo nos queda seguir recordando a nuestros seres queridos que fueron arrebatados de un día para el otro. Mientras los recordemos no morirán, permanecerán en nuestra memoria y corazón hasta el fin de nuestra existencia", expresó Fernández, cuya hija también fue víctima de femicidio.

El 22 de junio de 2019, el cuerpo de Bernasar fue encontrado en una habitación de su domicilio, en barrio Lugones, de la zona norte de la ciudad de Salta.

Según la requisitoria fiscal, José Humberto Nieva, pareja de la víctima, se presentó en el inmueble y, tras discutir con ella, la agredió físicamente y la mató al sofocarla contra el colchón de la cama.

En un primer momento, el imputado dijo haber encontrado el cadáver de la joven con un cinto alrededor del cuello, pero la investigación determinó que Nieva montó una escena para hacer creer que su pareja se había suicidado.

El informe de autopsia estableció que la causa del deceso de Bernasar fue asfixia por sofocación, y la víctima también presentaba lesiones en distintas partes del cuerpo y signos de defensa. (Télam)