Una joven fue condenada hoy a prisión perpetua por asesinar con un arma blanca a su pareja en agosto del año pasado, en la localidad salteña de Rivadavia Banda Sur, y se dispuso que cumpla la pena en su domicilio, al tener hijos menores de edad a su cargo.

Fuentes judiciales informaron que Carla Micaela Frías (23) fue condenada a la pena de prisión perpetua, por ser considerada autora material y penalmente responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo, en perjuicio de David Jonathan Chame.

El hecho ocurrió el 17 de agosto del año pasado, cuando la acusada lesionó a su pareja con un cuchillo en la zona torácica y el hombre falleció antes de poder ser asistido.

Una vecina alertó a la Policía sobre el hecho, y avisó que, en el domicilio de la víctima, en la localidad de Rivadavia Banda Sur, ubicada a 362 kilómetros al noreste de Salta Capital, había una persona tirada en el suelo.

Al llegar, los efectivos encontraron en el suelo el cuerpo sin vida de Chame, en un charco de sangre.

El juez Héctor Fabián Fayos, vocal de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, fue quien condenó a Frías y ordenó que, una vez firme la sentencia, se proceda a la extracción de material genético de la joven para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

Asimismo, dispuso que cumpla su condena bajo la modalidad de prisión domiciliaria, debido a que posee hijos menores de edad a su cargo, y pidió que reciba tratamiento psicológico para sus adicciones.

La fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Orán, Claudia Carreras, representó al Ministerio Público Fiscal durante el juicio, que comenzó el 1 de junio pasado.

Durante los alegatos, Carreras sostuvo la acusación y solicitó que se le aplique la pena de prisión perpetua a Frías, a lo que el juez hizo lugar. (Télam)