Un hombre fue condenado hoy a prisión perpetua por el femicidio de su expareja embarazada, a quien en julio de 2016 estranguló con un cinto en un hotel residencial de la ciudad jujeña de San Pedro, informaron fuentes judiciales.

El fallo del Tribunal en lo Criminal (TOV) 1 de Jujuy 1 recayó sobre David Mario Vega, quien fue hallado culpable del "homicidio calificado por haber mantenido una relación de pareja y por ser el hecho perpetrado por un hombre y mediare violencia de género" de Yanina Analía Gira (22).

Según la investigación ventilada en el debate, el hecho ocurrió el 21 de julio de 2016, entre las 15.30 y 18.30, en una habitación del hotel "Oasis", ubicado en calle 23 de Agosto 330 del barrio Centro de San Pedro, a unos 64 kilómetros de la capital jujeña.

Vega entró primero y luego hizo ingresar a la víctima, a quien agredió físicamente.

En esas circunstancias, el hombre tomó un cinto y con el mismo estranguló a la joven, quien falleció por asfixia mecánica.

Tras el femicidio, Vega abandonó la habitación del hotel aproximadamente a las 18.40 y escapó a Bolivia.

Al día siguiente, aproximadamente a horas 10, el encargado del lugar llamó al cuarto para dar aviso de que debían entregar la habitación, pero ante la falta de respuesta decidió ingresar encontrando de la joven muerta y con el cinto alrededor del cuello.

La víctima era oriunda de la localidad jujeña de Fraile Pintado y al momento de su asesinato cursaba el tercer mes de embarazo.

Los peritos también determinaron que la joven fue brutalmente golpeada y abusada sexualmente.

Por su parte, Vega fue detenido en la ciudad boliviana de Tarija y extraditado a la Argentina en 2020, en una operación que se vio demorada por los efectos de la pandemia coronavirus en ese momento.

En el juicio que terminó hoy la condena a prisión perpetua fue dictada por las juezas María Alejandra Tolaba -presidente de trámite-, Felicia Barrios y el juez Luciano Yapura; quienes coincidieron con lo solicitado por el fiscal Marcelo Cuellar.

Mientras que las abogadas querellantes, Giselle Quinteros y Leila Rodríguez, del Consejo Provincial de la Mujer e Igualdad de Género, adhirieron al pedido de la fiscalía; en tanto que la defensa técnica del acusado fue ejercida por Arnaldo Lucio Plaza. (Télam)