Tres hombres fueron condenados hoy a prisión perpetua por el asesinato de un hombre a golpes, ocurrido en febrero del año pasado en el departamento mendocino de Godoy Cruz, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Marcelino Ernesto Funes y sus dos sobrinos, Felipe Funes y Leandro Luján, quienes fueron declarados culpables por un jurado popular del delito de "homicidio criminis causa concurso real robo agravado por uso de arma impropia en concurso ideal con robo agravado en poblado y en banda", de Nahuel Acevedo (34), tras el debate que comenzó este lunes en la ciudad de Mendoza.

Tras el veredicto por unanimidad del jurado integrado por doce personas, la jueza técnica Laura Guajardo -que condujo el debate- sentenció a los acusados a la pena de prisión perpetua.

Durante los alegatos, el jurado popular escuchó a Gustavo Pirrello y Fernando Guzzo, representantes del Ministerio Público Fiscal, quienes solicitaron un veredicto de culpabilidad por "homicidio criminis causa" para los imputados en la causa.

"Lo matan para poder consumar el hecho y para lograr su impunidad", sostuvieron desde la fiscalía de homicidios.

En tanto, desde la defensa argumentaron que fueron con el objetivo de robarle pero que no tenían la intención de matar a la víctima y que no se trató de un plan organizado.

El hecho ocurrió el 10 de febrero de 2021, en la vivienda de la víctima ubicada en el departamento de Godoy Cruz cuando los acusados lo golpearon en la cabeza con un palo y le provocaron la muerte.

Luego huyeron en el vehículo de Acevedo, con sus pertenencias y con el cuerpo de la víctima que fue arrojado en la zona de Blanco Encalada.

Ante la falta de datos sobre su paradero, sus familiares y amigos denunciaron su desaparición, por lo que se comenzó su búsqueda.

El cuerpo de la víctima fue hallado por la Policía en el distrito de Blanco Encalada, de Luján de Cuyo, a unos 30 kilómetros de la capital provincial.

De las primeras pericias surgió que el hombre pactó un encuentro con los ahora condenados con el objetivo de ofrecerles su inmueble que puso en venta en la localidad de Godoy Cruz y desde entonces no se supo más de él.

La víctima estaba ofreciendo su casa y su auto a la venta porque tenía intenciones de volver a su lugar de origen en la provincia de Buenos Aires, detallaron desde la fiscalía.

Las sospechas apuntaron contra Funes, quien trabajaba junto a Acevedo y se había mostrado interesado en adquirir su casa y según la hipótesis investigativa los tres acusados lo habrían asesinado a golpes para quedarse con sus bienes.





(Télam)