El exfiscal adjunto de la ciudad santafesina de Venado Tuerto, Mauro Blanco, fue condenado hoy a tres años de prisión efectiva por haber realizado procedimientos de manera ilegal durante 2019, informaron fuentes judiciales.

La pena fue impuesta por el juez Adrián Godoy, quien además lo inhabilitó para ocupar cargos públicos por seis años, más el pago de 400 mil pesos en concepto de costas procesales, aunque lo benefició con la prisión domiciliaria, ya que padece una enfermedad.

El juez condenó a Blanco por el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público, revelación de información secreta y allanamiento ilegal", informó a Télam el Ministerio Público de la Acusación.

Al referirse a la pena impuesta, el fiscal de Reconquista, Leandro Mai, que investigó los ilícitos, dijo que "el condenado cumplirá los 3 años de prisión de forma domiciliaria ya que padece una enfermedad crónica y a que tiene a su exclusivo cuidado a un hijo menor de edad".

"(Mauro) Blanco fue condenado por la autoría de tres hechos ilícitos, cometidos en 2019", detalló el fiscal Mai, y que el primero de ellos "fue en horas de la noche del martes 26 de noviembre".

"En ejercicio de sus funciones como fiscal, (Blanco) ordenó requisar un automóvil estacionado en la vía pública y el secuestro de elementos que había dentro del vehículo", explicó el fiscal.

Agregó que tomó esas decisiones "sin que existieran circunstancias previas que hicieran presumir que en ese auto había elementos útiles para una investigación o sin que mediara presunción de que tales objetos provenían de un delito".

Sobre el segundo hecho, Mai sostuvo que "fue cometido el 28 de diciembre de 2019, ocasión en la que -también en el ejercicio de sus funciones- Blanco reveló información secreta y no cumplió la obligación de todo fiscal de mantener reserva acerca de una investigación en curso".

Añadió que "desde el lugar en el que estaba haciendo un allanamiento, llamó a una persona de su entorno, a quien la Justicia Federal investiga por la venta de estupefacientes, y le dio la información acerca de lo que estaba ocurriendo".

Por último, Mai detalló que "el tercer hecho también fue cometido el 28 de diciembre, alrededor de las 13.30", cuando Blanco "revistiendo su cargo de fiscal, realizó un allanamiento ilegal de una vivienda".

Al respecto, dijo que Blanco "ingresó a un inmueble sin cumplir las formalidades prescriptas por el Código Procesal Penal de la provincia, y sin que conste la autorización libre y previamente expresada por quien tenga derecho a oponerse al allanamiento efectuado". (Télam)