Un exagente de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Jujuy fue condenado hoy a prisión perpetua por torturar y matar de un tiro en el pecho a un joven, en abril de 2017 en la ciudad de El Carmen, en esa provincia, informaron fuentes judiciales.

El fallo del Tribunal en lo Criminal (TOC) jujeño recayó sobre Carlos Rubelt, a quien hallaron culpable del "homicidio agravado por ensañamiento" de Jairo Salcedo (27).

De acuerdo a los hechos ventilados en el juicio oral y público, el 20 de abril de 2017, pasadas las 19, Rubelt, quién era agente de la Brigada de Investigaciones de El Carmen de la Policía de Jujuy, se comunicó telefónicamente con la víctima para solicitarle que le muestre un automóvil, Volkswagen Bora que tenía en venta.

Por tal razón, se encontraron en la Terminal de Ómnibus de esa ciudad, distante a 27 kilómetros de la capital jujeña, circunstancias en las que Rubelt abordó el mencionado vehículo y posteriormente subió una persona más, cuya identidad aún no fue establecida.

Luego, el acusado y la otra persona, mediante el uso de un arma de fuego redujeron a Salcedo, lo obligaron a desnudarse y lo golpearon brutalmente en el rostro, la cabeza y distintas partes de su cuerpo durante varias horas.

Posteriormente, aproximadamente a las 3 del día siguiente, mientras la víctima se encontraba en el asiento del conductor del vehículo, Rubelt disparó con su arma reglamentaria, una pistola calibre 9 milímetros, en forma directa al pecho de Salcedo, para luego bajarlo del rodado y pasarle por encima con el mismo en momentos en que el joven agonizaba.

A raíz de estas agresiones, la víctima falleció en el lugar, en tanto los homicidas abandonaron su cuerpo en los márgenes de la ruta nacional 9, a unos 400 metros de la rotonda ubicada en el acceso norte a El Carmen, y escaparon con el auto del joven.

Finalmente, los asesinos dejaron estacionado el rodado en una esquina de las 337 Viviendas del barrio Alto Comedero de San Salvador de Jujuy, con la llave de contacto puesta.

Por su parte. en el juicio el tribunal estuvo integrado por el juez Mario Ramón Puig – presidente de trámite-, y las juezas María Margarita Nallar y Ana Carolina Pérez Rojas; mientras que en representación del Ministerio Público de la Acusación se desempeñó, Walter Rondón, quién pidió para el imputado la pena de prisión perpetua.

La querella a cargo de Federico Nicolás Llermanos, adhirió al pedido de la fiscalía, al tiempo que la defensa técnica del condenado ejercida por Carlos Antenor Vaca, Marcelo Daniel Calvo y Antonio Alberto Bellido, solicitaron para su defendido la absolución por el beneficio de la duda.

Tras conocerse la sentencia, el padre de la víctima, Daniel Salcedo, señaló: "Hoy hemos visto la seriedad con la que se trató el caso, hemos visto la responsabilidad y el compromiso que demostraron los jueces."

Y sobre la resolución del tribunal manifestó: "No esperábamos otra cosa que prisión perpetua para uno de los asesinos de mi hijo."

El hombre agradeció el apoyo que recibió para visibilizar el crimen y remarcó que a partir del fallo de hoy están con "una tranquilidad inexplicable".

"Lo que se hace con tanto odio, saña y maldad se paga", añadió el hombre y, por último, pidió que la investigación continúa para hallar al cómplice del expolicía condenado. (Télam)