El asesor comercial de una financiera de la ciudad de Rosario fue condenado a tres años de prisión en suspenso por cambiarle más de dos millones de pesos por dólares ilegales a un narco, operación que se hizo unas horas antes de que fuera asesinado, informaron hoy fuentes judiciales.

Por la misma causa ya fue condenado uno de los directores de la financiera Cofyrco, una “cueva” que operaba en el centro de esta ciudad santafesina, y otro de los implicados en el caso acordó una probation.

El juez Nicolás Vico Gimena homologó el acuerdo abreviado alcanzado entre el fiscal del caso, Sebastián Narvaja, y la defensa del acusado, Teodoro Fracassi, asesor financiero de Cofyrco, ampliaron los informantes.

A través de ese juicio abreviado, Fracassi fue condenado a tres años de prisión de ejecución condicional y una multa por 35.552 dólares, el doble del monto que la financiera le vendió al narco Marcelo “Coto” Medrano (45), asesinado a tiros en una estación de servicios del Gran Rosario la noche del 10 de septiembre de 2020.

Medrano había integrado una fracción de la barrabrava de Newell’s Old Boys y fue condenado por narcotráfico en la Justicia Federal rosarina.

El análisis de su teléfono celular, realizado por los investigadores luego del crimen, permitió advertir que el mismo día del asesinato, Medrano había cambiado 2.350.000 pesos por 17.776 dólares en la financiera Cofyrco, a través de un intermediario llamado Sergio Zapata.

Según el fiscal Narvaja, la operación de venta de dólares ilegales se realizó a pesar de que los financistas sabían que el dinero de Medrano había sido “obtenido a partir del desarrollo de actividades criminales, para luego aplicarlo a operaciones de intercambio financiero, bajo la apariencia de tener un origen licito”.

El caso reveló una de las formas de ingreso del dinero ilícito del narcotráfico a canales formales como las financieras habilitadas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Además, Fracassi admitió en el juicio abreviado haber recibido 174 DNI tarjetas “a sabiendas de su procedencia ilícita”, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesino.

Cuando la Policía allanó la sede de Cofyrco, encontró 174 DNI que habían sido extraviados o robados, y que eran utilizados –sin el consentimiento de sus titulares- para la compra de 200 dólares mensuales que permiten las normas, para luego ser comercializados en el mercado ilegal o “blue”.

A fines del año pasado también fue condenado por los mismos hechos Fernando Vercessi, uno de los directivos de la financiera, a 3 años de prisión en suspenso y el pago de 35 mil dólares.

Un tercer implicado, Guido Garay, accedió a una probation y al pago de una multa por el mismo importe, mientras que el dueño de Cofyrco, Patricio Carey, irá a juicio oral tras ser imputado por lavado de activos y encubrimiento, detallaron las fuentes. (Télam)