Dos jóvenes fueron condenados a 12 y 14 años de prisión por haber asesinado en noviembre de 2020 a Enzo Aguirre, quien murió asfixiado durante un asalto en un hotel del barrio porteño de Retiro, y por haber golpeado y robado a otra víctima un día antes, informaron hoy fuentes judiciales.

El fallo del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional (TOC) 22 recayó sobre Jeremías Javier Negrini (22) y Nicolás Adolfo Bernardez (22) como coautores del delito de "robo agravado por haber sido cometido con arma ­impropia­, en concurso real con homicidio en ocasión de robo".

Los jueces Patricia Cusmanich, Ángel Nardiello y Sergio Paduczak también condenaron a un cómplice, identificado como Eros Ardiles (22), por "robo agravado en concurso real con robo simple".

En el caso de Bernardez, el tribunal le impuso una pena única a 18 años de cárcel por una condena anterior a 3 años en suspenso por un "robo agravado por haberse cometido en poblado y en banda".

En tanto, Ardiles recibió 8 años de prisión y 6 meses por dos condenas anteriores por los delitos de "tenencia de arma de uso civil condicional sin la debida autorización" y "robo agravado por efracción en grado de tentativa".

La sentencia de 119 páginas a la que Télam tuvo acceso determinó que el primer hecho ocurrió el 11 de noviembre de 2020 en un departamento de la calle Ugarteche al 3300, del barrio de Palermo, en donde residía un joven que ofrecía sus servicios sexuales en un sitio de citas de la comunidad gay.

En ese hecho, dos jóvenes que lo habían contactado a través del sitio "soytuyo.com", llegaron a la vivienda, le exhibieron a la víctima lo que parecía un arma de fuego o una réplica, le aplicaron culatazos en la cabeza, la ataron con precitos por la espalda, le colocaron una toalla en la boca y le robaron 22.000 pesos en efectivo, un televisor, un celular marca "Apple", una Laptop, ropa y una bicicleta.

Ardiles los esperó afuera a bordo de un auto BMW 325i en el que huyó junto a Negrini tras cargar el botín, mientras que Bernardez escapó en la bicicleta, maniobra que fue advertida por una vecina y que quedó registrada en distintas cámaras de seguridad.

En tanto, en el inmueble posteriormente se obtuvo una huella dactilar en un vaso de agua que resultó ser de Negrini y que permitió reconstruir los hechos.

Un día después, entre las 23.40 y las 0.25 del 13 de noviembre, los integrantes de la banda pactaron un encuentro sexual con Aguirre bajo las mismas características que el anterior y dos de los acusados concurrieron a una habitación del segundo piso del hotel situado en Esmeralda al 900, de Retiro.

"Resulta indiscutible la similitud en el modus operandi, que comienza con la búsqueda de víctimas a través de portales donde estos ofrecían servicios sexuales, la utilización de precintos plásticos para maniatar y reducir a las víctimas una vez dentro de sus domicilios, la aplicación de golpes en la cabeza con elementos contundentes y la introducción de prendas en la boca; La sustracción de elementos de valor pecuniario y la ejecución de la maniobra en un período aproximado de media hora", explicaron los jueces en el fallo.

Allí, lo redujeron, golpearon y taparon su boca y nariz con un calzoncillo y una remera para que no gritase, lo que finalmente ocasionó su muerte por “asfixia mecánica por obstrucción de vías superiores - variedad sofocación”.

El dúo que quedó grabado cuando llegaba y salía del hotel donde asesinaron a Aguirre tenía las mismas características fisonómicas de los dos que también quedaron filmados en los videos del robo en la calle Ugarteche.

La víctima de ese robo de Palermo también declaró que a él lo habían asaltado de la misma manera que a Enzo.

En diciembre fueron detenidos los dos sospechosos y luego se allanó la vivienda de la titular del BMW, novia del conductor.

La mujer delató a su pareja, quien fue detenido el 7 de junio de 2021, y según refirió, el acusado la obligó a denunciar el auto como robado tras conocerse el crimen de Aguirre, y el rodado fue ocultado en un garaje de la localidad bonaerense de Ciudad Madero. (Télam)