Un hombre fue condenado a 12 años de prisión por el intento de femicidio de su expareja, a la que tenía prohibido acercarse ya que ella lo había denunciado por violencia de género, en noviembre de 2019 en la capital jujeña, informaron hoy fuentes judiciales.

La pena fue impuesta por el Tribunal en lo Criminal 3 de Jujuy, que encontró a A.J.R. culpable de los delitos de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género en grado de tentativa, y desobediencia judicial en concurso real".

Según la justicia, el 16 de noviembre de 2019, a las 17, una mujer se encontraba en un domicilio situado en un barrio de la zona sur de San Salvador de Jujuy, adonde llegó el ahora condenado, con quien tenía una hija.

Este hombre estaba debidamente notificado de medidas cautelares dispuestas por una Jueza de Violencia de Género, luego de haber sido acusado de ejercer actos de violencia física o psíquica, al igual que proferir insultos o palabras agraviantes o desplegar conductas amenazantes por cualquier medio en contra de la mujer y su grupo familiar.

Además, tenía prohibido acercarse a la mujer o ingresar al domicilio de ella, debiendo mantenerse a una distancia de 300 metros.

Haciendo caso omiso a estas medidas, el hombre discutió con la mujer y la agredió con un cuchillo, provocándole heridas en brazo izquierdo, hombros y manos.

De acuerdo a la acusación, el hombre también llegó a amenazarla con cortarle el cuello, matarla y después matarse él.

Sin embargo, en ese momento ingresaron al lugar varias personas que habían sido alertadas por la hija de ambos y que impidieron que el agresor consumara el femicidio.

Durante los alegatos, el fiscal Darío Osinaga Gallacher solicitó la pena de 14 años de prisión, mientras que la querella, a cargo de Mayelín Pacheco Salcedo, del Consejo Provincial de la Mujer e Igualdad de Género, solicitó 15.

Por su parte, la defensa técnica ejercida por Ignacio Pini pidió el cambio de carátula a "lesiones leves" y que se le otorgue la inmediata libertad al hombre por el tiempo que llevaba privado de libertad.

El Tribunal, integrado por las juezas Ana Pérez Rojas – presidenta de trámite-, María Nallar y el juez Mario Puig, finalmente resolvió condenar a A.J.R. a la pena de 12 años de prisión y ordenó su inmediato traslado al Servicio Penitenciario provincial a los fines de su alojamiento definitivo. (Télam)