Un exboxeador fue condenado condenado a dos años de prisión de cumplimiento efectivo por robos reiterados a hombres a los que invitaba a bares porteños a tomar café, al que le agregaba somníferos, para luego acompañar a las víctimas a sus domicilios y sustraerles dinero y otros valores.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 recayó sobre Héctor Raúl Tejera (57), quien está actualmente detenido en una unidad carcelaria de la localidad bonaerense de San Nicolás.

La resolución se conoció tras un juicio abreviado en el que el acusado reconoció su responsabilidad penal en los hechos y se le impuso pena a cumplir por ser reincidente.

Es que Tejera registra, entre otras, una condena a 14 años de prisión por tentativa de robo y homicidio, pena que vencía en 2017, pero, en libertad condicional, cometió los nuevos delitos.

Los episodios juzgados por el TOC 10 se registraron la noche del 7 de febrero de 2014 y la tarde del del 17 de enero de 2016 y tuvieron como víctimas a D.J.F. y a R.D.S., a quienes les sustrajo dinero, tarjetas de crédito y, en uno de los casos, un teléfono celular marca Samsung.

El tribunal consideró probado que Tejera, un exboxeador que se presentaba con falsos nombre o seudónimos, aprovechaba descuidos para colocar "de manera subrepticia" sustancias somníferas en las bebidas de las víctimas, una de las cuales debió ser trasladada a un sanatorio por un cuadro de intoxicación.

"Hagamos un intercambio de cafés, para sellar la amistad", era una de las frases que le atribuyó un damnificado en uno de los juicios que se le siguieron a Tejera, quien operaba en la zona de Recoleta, Palermo y el microcentro porteño.

En los casos de D.J.F. y R.D.S, ambos dijeron que el día siguiente se despertaron con "dolor de cabeza", "desorientados, aturdidos" y que en sus habitaciones, una de un hotel cercano al Obelisco y otro en un inmueble de Chacabuco al 700 de esta ciudad, comprobaron el faltante de parte de sus pertenencias.

Por su parte, la juez María Cecilia Maiza consideró que Tejera actuó con "temeridad" ya que el uso de medios hipnóticos o narcóticos -benzodiacepina en el caso de R.D.S- no supervisados por un médico pudo haber provocado la muerte. (Télam)